El viernes 3 de junio de 2016 falleció el famoso boxeador Muhammad Ali. Más allá de sus múltiples títulos mundiales de peso completo, sus grandes combates, su técnica depurada, las provocaciones a sus rivales y el debate sobre si es el mejor pugilista de la historia; lo que lo llevó a un nivel de fama mucho mayor fue su muy activa participación política, especialmente en temas bélicos, religiosos y raciales.

A continuación recogemos algunas frases del legado de este gran hombre y deportista.

  1. Cassius Clay es el nombre de un esclavo. No lo escogí, no lo quería. Yo soy Muhammad Ali, un hombre libre.

2. Soy el más grande. Me lo dije incluso a mí mismo cuando no sabía que lo era.

3. No voy a recorrer 10 mil kilómetros para ayudar a asesinar a un país pobre, simplemente para continuar la dominación de los blancos contra los esclavos negros.

4. Yo no divido al mundo entre hombres modestos y arrogantes. Divido al mundo entre los hombres que mienten y los que dicen la verdad.

5. Vuelo como una mariposa y pico como una abeja.

6. El boxeo es un montón de hombres blancos viendo cómo un hombre negro vence a otro hombre negro.

7. Servir a otros es el alquiler que se debe pagar por una habitación en la Tierra.

8. Yo fui el Elvis del boxeo, el Tarzán del boxeo, el Superman del boxeo, el Drácula del boxeo. El gran mito del boxeo.

9. Odié cada minuto de entrenamiento, pero no paraba de repetirme: ‘No renuncies, sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón’.

10. En golf también soy el mejor. El problema es que todavía no he jugado.

Por: Gerardo Guillén.