El Sarape” es el nombre de la planta de termovalorización que convertirá la basura en energía limpia. Después de las fricciones en la Megalópolis el año pasado por la acumulación de desechos, este proyecto se convertirá en realidad; no sólo resolverá el problema sino que brindará energía a la ciudad.

En la presentación de “El Sarape”, Rafael Pacchiano Alamán, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), felicitó a Miguel Ángel Mancera por esta iniciativa. Además, reiteró el respaldo del gobierno federal al realizar el proyecto.

Para que conozcas más sobre “El Sarape”, te dejamos 15 datos:

  1. Convertirá cuatro mil 500 toneladas de basura diarias en energía limpia.
  2. Generará 965 mil megawatts por hora.
  3. Dotará de energía al Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.
  4. Esta planta de termovalorización estará en el Bordo Poniente.
  5. Costará cerca de 12 mil millones de pesos.
  6. Es una iniciativa de sector privado.
  7. Será un espacio totalmente cerrado para evitar la emisión de olores hacia el exterior.
  8. Se estima que también dará energía al nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.
  9. Se dejarán de emitir 700 mil toneladas de CO2, que impactará positivamente en el efecto invernadero y el cambio climático.
  10. La CDMX será la entidad con la planta de termovalorización más grande del mundo y la primera en América Latina.
  11. Junto con las plantas compactadoras y de biodigestión, tratará más de 13 mil toneladas de desechos.
  12. Tendrá capacidad para recibir 20 camiones con cajas de transferencia.
  13. Generará tres mil empleos directos y 150 cuando se inicien operaciones.
  14. Tardará 18 meses en construirse.
  15. Es el cambio más importante en materia de gestión de residuos sólidos.
¿Cómo funcionará?

Los residuos depositados serán transportados de forma automática mediante grúas hasta la tolva conectada con un horno de parrilla. Allí se producirá su combustión de manera controlada a más de mil grados centígrados.

Como resultado, se generará vapor que alimentará la turbina para la generación de electricidad. El ciclo concluye en los condensadores, donde el vapor de agua se enfría, utilizando aire para el intercambio de calor.

"El Sarape" será la planta de termovalorización que convertirá la basura en energía limpia. Brindará energía al Metro y apoyará al cambio climático

©Comunicación Social

Por: Daniel Muñoz.