El Día del Abuelo es una celebración de suma importancia que no podemos dejar pasar desapercibida, quienes tienen la fortuna de contar con sus abuelos y tenerlos cerca.

En los países iberoamericanos se festeja el día 26 de agosto, pero en México es distinto y les demostramos nuestro afecto el 28 de agosto.

Es bien sabido por todos, que la experiencia de los abuelos es pieza clave en la familia para el desarrollo de la descendencia de quienes respetan y siguen sus sabios consejos.

Quizá te interese:
La Casa de los Abuelos: La tercera edad recargada

El Día del Abuelo en México, es tan importante para los pobladores como el Día de la Madre y el Día del Padre, pero sí cambia un poco el festejo según las costumbres, manteniendo intacta la conmemoración del Adulto Mayor.

En 1983, nació de manera oficial el Día del Abuelo, pero la idea de festejar a nuestros abuelitos llegó desde la presidencia de Lázaro Cárdenas, quien determinó que debería existir una fecha especial para honrar a quienes son la razón de nuestra existencia.

Finalmente Edgar Gaytán, en los años 90 instituyó el festejo, debido a su programa especial para Adultos Mayores y a partir de allí, es que lo mantenemos hasta nuestros días.

 

Por: Azenet Folch