1

Este es un tema sumamente delicado y no hay persona que en algún momento de su vida, no lidiara con el acoso sexual. El estar alerta y conocer la diferencia entre acoso y hostigamiento, da la pauta para que te sientas con la plena seguridad de que el día que decidas denunciarlo, serás tomado en cuenta, porque la información te abre la posibilidad a saber qué medidas tomarás.

Quizá te interese:
 Del piropo al acoso

Para dar inicio lo primero que deberás conocer, es que acoso no es lo mismo que hostigamiento.  El primero es una forma de violencia verbal o física y podría incluir violencia sexual, pero no necesariamente implica una relación de subordinación. Por otro lado, el hostigamiento sí implica una relación de poder en la que eres la víctima, por ejemplo, entre un jefe y su subordinado.

La gran mayoría, lidiamos en algún momento con el acoso sexual en nuestro lugar de trabajo. Esta es una práctica que no se erradicó hasta ahora por más que hayamos luchado contra ello.

El Horizonte

El saber enfrentar este y otros tipos de maltrato en tu empresa, te ayuda a dar fin a más comportamientos inadecuados que llegan a presentarse, como lo son la forma de violencia verbal o física, que también son parte del acoso pero muchas veces no sabemos reconocerlos aunque se encuentren frente a nuestra nariz, ya que por desgracia en México, son sumamente recurrentes y por ende estamos acostumbrados a sufrirlos. Por ello es que queremos compartir contigo una breve lista de consejos que te ayudarán a enfrentar el acoso de la mejor manera.

Quizá te interese:
Cómo denunciar acoso sexual en el metro

 

  • Crea un centro de acopio de quejas confidenciales en tu oficina y con la ayuda de tu grupo de compañeros más cercano.
  • Rechaza a toda costa el hostigamiento y otras conductas inaceptables, incluso si son tan sutiles que no sea perceptible para los demás. Por lo regular el acosador se maneja de forma cautiva, aunque también existen jefes o compañeros que gritan constantemente causando un ambiente de terror que suele tornarse de molesto a intolerante.
  • Reportar dichas quejas de conductas inapropiadas al departamento de Recursos Humanos o a la persona designada. No temas, tienes la sartén por el mango.
  • Responde de manera proactiva y oportunamente al acoso.  Si lo dejas pasar por alto o lo ignoras es equivalente a consentir que te acosen. No lo hagas.
  • Contrata un abogado de extrema confianza o recomendado de alguien que te inspire buena voluntad, es necesario que tomes medidas extremas. Los acosadores deben pagar por sus malas actitudes y acciones.

 

Por: @AzenetFolch

1