Seguramente bajar de peso encabeza tu lista de propósitos de año nuevo, pues el maratón Guadalupe-Reyes dejó unos «kilitos» de más en tu cuerpo. No te culpamos, era época de fiestas y de comer deliciosos platillos.

Deja de lamentarte cada que te ves al espejo
y ponte las pilas para recuperar tu figura.

Aquí te decimos cómo lo puedes lograr de manera saludable y efectiva.

Quizá te interese:
Dieta alta en grasa y baja en carbohidratos es innecesaria en mujeres de acuerdo a estudio

¡Mueve el cuerpo!

Lo primero es hacer ejercicio, si llevas una vida sedentaria lo único que lograrás es subir más de peso. Si el gimnasio no es lo tuyo, puedes optar por salir a correr, caminar o practicar un deporte al aire libre. ¡No hay pretextos para no moverte! Existen aplicaciones y rutinas en internet que puedes realizar en casa después de tus labores.

¡Adiós al refresco!

El azúcar que contienen los refrescos es mala para el cuerpo y propician que subas de peso, sustitúyelos por infusiones frutales, agua natural o tés calientes o fríos como té verde, blanco, canela o jengibre.

baja de peso

shutterstock

¡No seas golosa!

Tienes que hacer un gran esfuerzo y dejar las golosinas o antojitos. Si comes como si las fiestas continuaran, no lograrás un cuerpo en forma ni saludable. Mejor consume alimentos ricos en fibra para que tu metabolismo trabaje de forma adecuada y elimine lo que no necesitas.

Quizá te interese:
Qué partes de tu ADN te hacen adelgazar

¡Bebe mucha agua!

Una vez más te recordamos que debes beber agua, ésta ayuda a purificar tu cuerpo y diluir la grasa mala. Nuestro consejo es que a un vaso de líquido tibio le agregues unas gotas de limón y lo bebas en ayunas. Con esto desintoxicarás tu cuerpo, tendrás una mejor digestión y te favorecerá para adelgazar.

¡Consume verduras verdes!

Estos productos son bajos en calorías y carbohidratos, pero ricos en fibras. Ideales para una ensalada, eso sí, sin aderezos ni embutidos. Las verduras ayudan a sentirte satisfecha más rápido y al mismo tiempo nutren tu organismo.

Por: Nadia Juárez.