Pasión, erotismo, libido, sensualidad: elementos fundamentales que han sido parte de toda cultura. En la Antigüedad, los griegos veneraban a la diosa Afrodita quien además de poseer el don de la belleza y el amor también contenía el deseo y la reproducción. Es por ello que a partir de su nombre se deriva el de afrodisiaco, que ya sean alimentos o bebidas sirven para aumentar el deseo o el rendimiento sexual, según las creencias populares.

En México hay distintos productos que desde tiempos prehispánicos se utilizan con la firme creencia de su poder afrodisiaco. En esta lista vienen algunos de los más comunes para que puedas hacer la prueba y valorar resultados.

Afrodisiacos

Hacienda la Chonita

1. Chocolate: Considerado el alimento de los dioses en la época prehispánica, es valorado como el afrodisiaco por excelencia y gracias a estudios científicos se conoce que contiene sustancias que estimulan al sistema nervioso.

2. Aguacate: Algunos frutos son considerados afrodisiacos por su similitud con los órganos sexuales y éste es el caso, ya que en náhuatl, ahuacatl, significa testículo. Se dice que gracias a su contenido energético puede ser clave en una relación sexual.

3. Vainilla: Su agradable olor despierta los sentidos y detona el deseo sexual además de mejorar la circulación sanguínea, lo que se toma como un vigorizante.

Afrodisiacos

ViajeJet

4. Chile: La asociación con el fuego y el calor hacen que se relacione con el apetito sexual. Por otro lado, contiene capsaicina, sustancia que libera endorfina, la hormona asociada al placer.

5. Pulque: Otro regalo de la tradición prehispánica. Como cualquier otra bebida con contenido alcohólico, contiene propiedades relajantes y estimulantes además de ser incluso fuente de energía por aquello del dicho popular que “solamente le falta un gramo para ser carne”.

6. Damiana: Uno de los más conocidos es el licor que se extrae de la planta llamada Damiana, cuyos poderes afrodisíacos eran conocidos desde los nativos del territorio mexicano. Hoy es bien conocido por la famosa botella que asimila la figura de una mujer corpulenta.

Por: Daniel Montes.