¿Existen aguas capaces de auxiliar en los tratamientos de enfermedades gracias a sus propiedades? La respuesta es sí, y lo mejor, las tenemos en la CDMXGema Jiménez Manríquez, antropóloga social, investigadora y cronista oficial de la Delegación Venustiano Carranza; y Mónica Unikel, directora de la Sinagoga Histórica Justo Sierra 71, nos llevaron por un sitio mágico ubicado en la colonia del Peñón de los Baños.

De acuerdo con los guías, estas aguas son magmáticas (provenientes del magma que se encuentra en el interior de la tierra); gracias a sus propiedades minerales y su alto contenido de calcio, potasio, litio, magnesio y bicarbonato entre otros, son muy eficaces como auxiliares de enfermedades de la piel, problemas respiratorios como el asma, e incluso de circulación.

Denominado como uno de los últimos pueblos en la CDMX, es un espacio que sobrevive con el paso del tiempo y que el sitio preferido de personajes históricos como: Maximiliano y Carlota, Porfirio Díaz, Venustiano Carranza y Pedro Infante.

Es catalogada como una de las mejores cinco por el Instituto de Geología de la UNAM, pero no se debe abusar de ésta, debido a que los minerales desencadenarían taquicardias. Lo ideal es permanecer de diez a quince minutos dentro de las tinas de mármol, las cuales alcanzan poco más de los 40 grados. Después recostarse en el camastro forrado con vinil azul y cubierto por una tela blanca de manta, para que el cuerpo sude con el vapor y exfoliar la piel así como limpiar los pulmones.

Se dice que este lugar tenía gran importancia para los procesos cosmogónicos de la época prehispánica, fue centro ritual para emperadores como Cuitláhuac. Con la colonización, los españoles creyeron encontrar la “Fuente de la Eterna Juventud”, por lo que conservaron el lugar, y con el pasar de los años este sitio forma parte de la cultura de un barrio que mantiene sus tradiciones intactas, sin importar que este cercano al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

En la tradición judía toda mujer debe hacer una inmersión en la mikve, o baño ritual, días antes de su boda y una vez casada, la purificación se realiza cada mes. Cuando los inmigrantes de dicha religión llegaron a México, no existía un espacio dedicado así que quienes querían cumplir con este precepto utilizaban los que existían en la ciudad, y optaron por el Peñón de los Baños.

Baños Medicinales del Peñón

Dirección: Boulevard Puerto Aéreo # 465. Colonia Peñón de los Baños. Delegación Venustiano Carranza. C.P. 15520. Ciudad de México.

Horario: De 9:00 a 20:00 horas.

Consumo: $200 pesos. Descuentos para personas de la tercera edad, menores de cinco años no pagan.

Por: Fabián Rodríguez