José Alejandro Lora Serna, mejor conocido como Alex Lora, es probablemente el personaje más trascendente de la historia del rock mexicano.

Es el representante más conocido de aquel grupo de músicos que luchó por tocar el género musical durante la prohibición de los años 70 y también quien cosechó más éxitos.

Sin embargo, el origen del rockero pandroso, grosero y que para muchos representa el prototipo perfecto de “chavo banda”, es bastante diferente a lo que se cree: nació en una familia de buena posición económica en la Colonia Del Valle.

Chela y Alex Lora son la mancuerna que llenó de éxito al Tri. ActualMX

ultra.com.mx

Pero esta situación no daña su legado de forma alguna. En realidad, esa estabilidad económica fue una razón fundamental para la supervivencia en aquellos años oscuros posteriores a Avándaro.

Sin embargo, tenemos que retroceder hasta 1968 para ver sus inicios con Carlos Hauptvogel y Guillermo Berea en lo que se llamó Three Souls In My Mind.

Al igual que sus contemporáneos, comenzaron con canciones en inglés, aunque poco a poco introdujeron temas en español.

Después del festival Rock y Ruedas de Avándaro, con el “Three Souls In My Mind III” (también conocido como “Oye cantinero”) y “Chavo de onda” no sólo predominó su idioma natal, sino que comenzaron las canciones de protesta que tanto se identifican con su grupo posterior, El Tri.

El Tri nació a raíz de los conflictos entre Lora y Hauptvogel, que terminaron en los juzgados y con el último ganando los derechos del nombre.

Fue el grupo de Alex el que tuvo más éxito tras esa separación, en gran parte por la labor de promoción de su esposa Celia García “Chela Lora”, que retuvo los derechos de las canciones más populares y al movimiento Rock en tu idioma.

A partir de ahí cosechó grandes éxitos: se presentó en el Auditorio Nacional, en programas de televisión abierta y hasta grabó discos con orquesta sinfónica, algo que en los 70 habría sido inimaginable.

Por: Gerardo Guillén.