En la última década, el cáncer se convirtió en una de las primeras causas de fallecimientos a nivel mundial. Al tratarse de una enfermedad que avanza de manera silenciosa, su tratamiento resulta bastante difícil (mas no imposible).

Después de algunos estudios del Foro Mundial para la Investigación del Cáncer, se cree que un 34 % de estos padecimientos tienen un origen en los hábitos de alimentación y estilo de vida que generamos con el pasar de los años.

La mejor manera de combatir el cáncer es prevenirlo; una dieta balanceada se traduce en un mayor nivel de salud. Afortunadamente se descubrió que algunos alimentos funcionan como escudo para evitar que se origine esta terrible enfermedad. A continuación, te los presentamos.

Quizá te interese:
6 Beneficios que no sabías del cacahuate

Pescado

Por último, en la rama de las proteínas encontramos pescados como el salmón, ricos en omega-3. Ayudan a depurar y purificar la sangre, además de reducir los niveles de triglicéridos en el cuerpo.

Con una dieta que incluya algunos de estos alimentos, se pueden prevenir no sólo esta sino múltiples enfermedades. ¿Consumes frecuentemente alguno de ellos?

Tofu

El tofu, al provenir de la soya, también brinda calcio y ayuda a mejorar los movimientos musculares. Además mantiene la sangre en los niveles correctos de transmisión. Otro derivado de semillas es el aceite de oliva y protege nuestras arterias. Esto mejora la circulación y oxigenando los tejidos.

La mejor manera de combatir el cáncer es prevenirlo. Afortunadamente se descubrió que algunos alimentos son escudos para evitarlo.

Shutterstock

Granos

Los granos enteros, una gran variedad de semillas e incluso frijoles ayudan al organismo por medio de la fibra y antioxidantes. Liberan el sistema digestivo y evitan el estreñimiento; esto se traduce en un menor riesgo de desarrollar cáncer de colon. Siguiendo con las semillas, las nueces y almendras contienen grandes dosis de vitamina E, la misma que bloquea a los receptores de estrógeno, evitando el cáncer de mama.

Verduras

Se comprobó que la zanahoria contiene betacarotenos, compuestos químicos que ayudan a la regeneración de células. Por su parte, el brócoli se vincula con la prevención de muchísimos tipos de cáncer, como el de pulmón, colon, próstata, vejiga y mama.

Por: Emmanuel Pérez.