1

Seguramente te han dicho que eres enojón, una persona descontrolada y anotaríamos muchos más adjetivos a las críticas que recibes por no callarte y levantar la voz. No es tan grave, pero si sale de la normalidad y es una constante en tu vida, comienza a poner atención a lo que sucede dentro de ti, ya que cada quien gestiona sus emociones a su manera.

 

Quizá te interese:
Nescafé le declaró la guerra a Starbucks y Café Punta del Cielo

 

Es un hecho que si dejas que alguna mala emoción te domine, tendrás problemas para concentrarte o incluso bloquearte por completo. No temas, existen algunas maneras de contrarrestarlo sin que domine tu entorno laboral.

Frustración, enojo, y más, son emociones negativas que nos hacen desatinar en el trabajo. Estos son sentimientos desbordantes que no todos podemos controlar y puede llegar a ser un gran reto. Por eso te decimos cómo eliminar esas malas emociones.

cosasdelmundo.net.

Identifica las malas reacciones ante estímulos

Al identificar los sentimientos que nos invaden y ponerles nombre, creamos conciencia de cómo surgieron y llegaron a nosotros.

El siguiente paso es conocer nuestras reacciones, si son negativas, lo mejor es alejarnos de nuestro superior o compañeros de trabajo hasta que pase la mala sensación de malestar. Con esto salvamos nuestro puesto.

Qué detona este comportamiento

Aprendamos a identificar cuando entramos en pánico o ansiedad. Las manifestaciones más comunes son sudoración, enrojecimiento, palpitaciones rápidas, manos temblorosas, dolor de cabeza, rostro tenso, entre otras.

Las emociones se gestionan mejor cuando identificas qué es lo que te hace reaccionar. A veces, al acumular sentimientos negativos, con el mínimo estímulo reaccionamos negativamente.

No olvides que los problemas no los borraremos con nada, a veces hasta es cuestión de tiempo, por ende, imposible que les demos solución como esperamos, así que es hora de pensar con la cabeza fría.

Ejercicios de respiración siempre ayudan

Además de beneficiosos para relajarnos en momentos de estrés y tensión, es una muy buena forma de controlar el sistema nervioso.

Frustración, enojo, y más, son emociones negativas que nos hacen desatinar en el trabajo. Estos son sentimientos desbordantes que no todos podemos controlar y puede llegar a ser un gran reto. Por eso te decimos cómo eliminar esas malas emociones.

VIX

Hazlo en cuanto sientas que el mundo comienza a arder, no esperes a sentirte estresado para hacerlo. Al invertir 10 minutos de tu tiempo te darás cuenta de los cambios positivos que esperabas llegaron. Inhala y exhala profundamente durante esos minutos.

Ser proactivo es la respuesta

Las emociones negativas no nos dejan nada bueno. Hasta aquí vamos bien. No insistamos en los malos sentimientos, la vida es más que eso.

Si puedes enfrentarlo en el momento, ¡hazlo! Igual realizarás algo nuevo que genera un desgaste emocional en tu vida por ser una situación que desconoces, pero siempre con la seguridad de sacarlo adelante, sea lo que sea, piensa que puedes con eso y más.

Recuerda que todo lo que tengas de mala influencia, te remite a lo inevitable: o lo resuelves o lo resuelves, no te lo guardes. Cuando no sepas hacer algo, sé honesto y dile a quien te asignó la tarea, para que te explique cómo hacerlo o bien.

Valdrá la pena decir las cosas al final del día, ya que siempre será necesario formarte un criterio propio y expresarlo para evitar las cargas negativas emocionales.

Los aliados en la oficina son importantes

Piensa, tener un grupo de amigos con quien convivir en el trabajo, e incluso compartir fuera de ella podría hacernos muy bien.

Créeme en momentos de estrés y de tensión, no hay nada como tener a tus amigos cerca para pedirles algún consejo respecto a la situación que atraviesas.

 

Quizá te interese:
Fundación Mosaico Down celebrará su “Carrera con causa 5K”

Por último…

Toma aire, relájate, come lo mejor que puedas, mantente activo con ejercicio y apóyate en tu familia y amigos.

 

 

 

Por: Azenet Folch

 

1