El Antiguo Convento de la Concepción ubicado en la calle de Belisario Domínguez # 5, es el primer convento construido en la Nueva España ya que se fundó en 1540 por Fray Juan de Zumárraga, el, a su vez, primer obispo de la diócesis de México.

Este edificio de estilo barroco abrió sus puertas en 1655, y a pesar de su relevancia arquitectónica es más recordado por lo ahí acontecido.

Quizá te interese:
Exposición Titanes del Desierto: la mezcla perfecta de arte huichol y el pasado prehistórico

La leyenda se centra en la hija de una acaudalada familia, María de Alvarado quien se enamoró de un criollo pobre de apellido Arrutia. Los hermanos de María reprobaron su relación, por lo le pagaron al joven para irse lejos de su amada. María devastada por la repentina desaparición de su enamorado, fue motivo de preocupación para su familia quien optó por mentirle diciéndole que Arrutia había muerto; así fue persuadida de convertirse en monja. Tras algún tiempo tuvo la desdicha de saber que había sido engañada, razón suficiente para quitarse la vida colgándose de un durazno dentro del convento. Posteriormente, otras monjas relataron ver el reflejo de su cuerpo sin vida en las aguas del jardín.
Actualmente este recinto se encuentra cerrado al público por remodelación.

 

Por: Karina Jiménez