Al encabezar el proceso de chatarrización de 800 taxis irregulares y cumplir el compromiso con la ciudadanía, Miguel Ángel Mancera anunció que la CDMX tiene seguridad financiera para llevar a cabo un primer tramo del plan de transformación en transporte público tendiente al uso de taxis híbridos y esquemas de financiamiento para diferentes corredores.

Miguel Ángel también informó que derivado del encuentro que sostuvo este jueves con el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, la capital del país tiene asegurados los esquemas de financiamiento para un arranque de dos mil taxis híbridos. «Eso es ya una realidad», sostuvo.

Dijo que también se acordó que se trabajará con dos unidades: Nacional Financiera (NAFIN) y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS). «Esto va a permitir que la Secretaría de Movilidad (SEMOVI) pueda trazar y planear las futuras rutas y estrategias», destacó.

«Si nosotros logramos hacer este cambio, por ejemplo de los taxis, vamos a tener una disminución muy importante en las emisiones contaminantes, dado que estamos hablando de los taxis híbridos», indicó.

Detalló que durante el encuentro se planteó la posibilidad de NAFIN de un soporte cercano a los mil millones de pesos para los corredores.

Reconoció la disposición del secretario federal, con quien platicó también sobre la importancia de que personal trabaje por las noches en las aduanas, lo que contribuirá a que el transporte de carga circule por la noche.

«Va a ser una realidad que el transporte de carga de manera preponderante esté circulando en las noches en la CDMX. Pero una parte muy importante de esta tarea tiene que ver con las aduanas», refirió.

Sostuvo que la CDMX no se detendrá y seguirá trabajando en materia de medio ambiente. “No nos vamos a esperar a los anuncios, cada quien tiene sus responsabilidades y la capital tiene las propias, ¿nosotros qué tenemos que hacer? Mejorar nuestro transporte público, ese es un objetivo claro, una meta marcada, señalada en esta administración”, puntualizó.

En el corralón «El Imán», ubicado en la delegación Coyoacán, se supervisó el inicio del proceso de chatarrización de 800 taxis piratas y concesionados que no cumplieron con la normatividad.

Acompañado por los presidentes de la Comisiones de Movilidad de la Asamblea Legislativa, Francis Pirín Cigarrero y de la Comisión de Hacienda, Andrés Atayde Rubiolo, reiteró que no se detendrán los operativos contra unidades irregulares.

«Vamos a seguir con ellos. Vamos a actuar simplemente con la ley y quién tenga su concesión y cumpla con toda la normatividad, adelante y quien no, vamos a proceder en consecuencia», indicó.

Resaltó la labor del Instituto de Verificación Administrativa (INVEA), en los operativos de control de unidades irregulares. “Ayer se sacaron de circulación 45 unidades irregulares, nada más el día de ayer”, puntualizó.