Al poniente de la Ciudad de México, como una excelente alternativa de entretenimiento, se construyó el complejo Arcos Bosques, el cual se conforma de dos torres que a su vez poseen dos rascacielos.

La primera de las torres se construyó en 1993 y fue uno de los edificios más altos de la época. Las mentes detrás de su construcción, fueron Teodoro González de León, J. Francisco Serrano y Carlos Tejeda.

Seguramente lo has visto, lo conoces y reconoces, pero con el sobrenombre de «El Pantalón», dada su forma.

La segunda torre es más reciente, pues la construcción comenzó en el año 2005, y se terminó tres años más tarde.

La altura de ambas es de 161 metros, y cuentan con un total de 34 pisos. En su mayoría, el espacio está destinado a oficinas y algunas áreas habitacionales, sin embargo, el centro comercial es un gran atractivo para citadinos y foráneos de la megalópolis.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este edificio se destaca por el Sistema Inteligente B3 con el que es controlado. Otras construcciones que cuentan con el mismo son la Torre Latinoamericana, Reforma 222, la Torre Mayor y el World Trade Center, con lo que ostenta el título de ser uno de los edificios de tecnología más avanzada.

Al mismo tiempo, gracias a su estilo arquitectónico, inmediatamente se convirtió en un referente de la zona de Santa Fe y aledañas.

El centro comercial que le acompaña se abrió hace ocho años, colocándose en el top de los lugares a visitar, pues cuenta con salas de cine VIP de la cadena Cinépolis y restaurantes exclusivos como el Nobu, del que es propietario el actor Robert De Niro, además de exclusivas tiendas de retail nacionales e internacionales, aquí encontrarás las mejores marcas, acompañadas de una experiencia inigualable.

Así, gracias a su imagen minimalista, cosmopolita y de alto perfil, Arcos Bosques es un punto de encuentro que se seguirá manteniendo en las listas de most visited en La Ciudad de México y al rededores.

Por: Aldo Mejía.