El arroz no sólo es un gran aliado en la cocina, también lo es en el cuidado de la piel; esta semilla es capaz de curar lesiones de la piel, aclarar manchas y mostrar suave y terso al cutis. Así que tras cocinarlo, guarda el agua en la que lo pusiste a remojar, porque sirve para proteger tu piel.

El agua de arroz ayuda a proteger la piel de los rayos solares, desinflamarla, controla irritaciones y previene el envejecimiento prematuro. La clave es el inositol; compuesto que promueve el crecimiento de las células. Además, estimula el flujo sanguíneo, lo que previene signos de la edad.

También ayuda a curar el acné y evitar las marcas causadas por las imperfecciones. Actúa como un astringente, al endurecer los poros.

Conoce estos beneficios del arroz para todo tipo de imperfecciones en la piel. ActualMX

Shutterstock

Además, el almidón es eficaz para curar lesiones causadas por la dermatitis. Si aplicas agua de arroz sobre tu rostro con regularidad, cambiará el aspecto seco y dañado de tu piel y su tono; alisará y aclarará las manchas oscuras.

Y si tienes arroz en polvo en casa, aprovéchalo para exfoliar tu cutis y eliminar las células muertas; regenerar y reafirmar la piel; evitar la aparición de arrugas. Si lo haces, le darás un toque suave y notarás un brillo diferente en tu rostro.

De la misma forma que el agua de esta semilla beneficia a la piel, lo hace con el cabello; sus proteínas ayudan naturalmente a que se haga mucho más fuerte. Incluso reduce los daños causador por el sol y da como resultado una melena suave y brillante.

Por: Nadia Juárez.