Como de película, la NASA pretende desviar la trayectoria de un asteroide que chocaría contra la Tierra de no poner manos a la obra en la tarea.

Sucede que la NASA hará lo mismo que en el filme, esto para evitar que un enorme asteroide impacte a nuestro planeta en el año 2022.

Esto no es nada nuevo, ya que la agencia espacial ha trabajado desde hace tiempo en este tipo de misiones, bajo el nombre de DART (Double Asteroid Redirection Test).

 

Quizá te interese:
Descubrieron un planera similar a la Tierra

 

Esta vez, no habrán ojivas nucleares para destruir el asteroide, sino que mandarán una nave a impactarse contra él para desviarlo de su curso. La fecha en la que se espera este suceso es en octubre del 2022 cuando la NASA inicie la misión.

La estrategia es tirar de los cielos a ‘(65803) Didymos’, que es el nombre con el que se identifica este asteroide. Este forma parte de un sistema de doble asteroide, por lo que está clasificado como potencialmente peligroso.

La misión consiste en enviar a la nave DART a impactar directamente a Didymos. Esta pesa 500 kilogramos, por lo que según cálculos de la NASA, si DART impacta a Didymos a una velocidad de 6 Km/s, entonces será suficiente para desviar su curso. La estrategia hará cambiar el rumbo de la órbita por 0.4 mm, cantidad suficiente para que no impacte contra la Tierra.

De acuerdo con los datos de la NASA, Didymos mide aproximadamente 800 metros de ancho, su cuerpo secundario (o luna) tiene un tamaño de 150 metros, que es más típico del tamaño de los asteroides que podrían representar un peligro más común para la Tierra.

 

Quizá te interese:
Un asteroide se dirige a la Tierra y no representa peligro

Por su parte, Andy Cheng, del Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins, mencionó:

“DART es un paso crítico para demostrar que podemos proteger a nuestro planeta ante un futuro impacto de asteroides. Dado que no sabemos mucho sobre su estructura o composición interna, debemos realizar este experimento en un asteroide real. Con DART, podemos mostrar cómo proteger la Tierra de un ataque de asteroides”.

 

 

Por: Azenet Folch