Es una constante que la moda cambia como cambian las épocas. Usar jeans, por ejemplo, no era una moda que fuera muy aceptada décadas atrás pero hoy es indispensable en el armario de cualquier persona. En ese sentido se entiende el éxito creciente que tiene la tendencia del Athleisure que deriva de las dos palabras anglosajonas athletic (atlético) y leisure (ocio).

Ambos términos parecen contradictorios, pero en el mundo de la moda este concepto se centra más en dominar el estilismo para encontrar el balance entre lo deportivo y lo urbano. Actualmente no es necesario vestir stilettos o tacones para lucir un vestido, con unas zapatillas deportivas basta; y si hablamos de moda, nada está más en boga que los leggings.

Las grandes marcas que lideran esta tendencia son desde luego las deportivas como Puma, Adidas, Nike o Under Armour las cuales conocen que el mercado urbano está a su favor. Es por ello que el regreso de la logomanía era inevitable y por ello encontramos elementos tan distintivos como las tres franjas de Adidas o el logo de Puma repetido por toda la prenda.

Sin embargo el Athleisure se coló hasta firmas de gran renombre como Chanel quien en 2014 lanzó su par de tenis couture dando un gran giro en sus modelos hasta ese momento. Por si fuera poco esta tenencia ha sido nutrida por la imagen y los outfits de celebridades como Beyoncé, Rihanna y Kendall Jenner.

El auge es tal que incluso un gigante de las tiendas departamentales como lo es Liverpool abrió en sus principales tiendas el departamento Urban Zone dedicado especialmente a este estilo.

Así que ya lo sabes, la ropa que usas para realizar ejercicio, bien combinada, es parte de la vestimenta para cualquier ocasión y más tarde que temprano dominará las calles de toda la ciudad.

Por: Daniel Montes.