De acuerdo a Avi Loeb, jefe de astronomía de Harvard, una nave alienígena se encuentra en nuestro sistema solar y la comunidad científica se le lanza encima para desmeritar sus declaraciones. 

El cuerpo descubierto recibió el nombre de Oumuamua, el cual en un inicio argumentaron que se trataba de un asteroide y al analizar las características del mismo, surgió la duda por parte de Avi Loeb, jefe de astrónomos de Harvard, quien declaró que no es un asteroide, sino una nave alienígena que se encuentra en el Sistema Solar.

Abraham (Avi) Loeb, jefe del Departamento de Astronomía de la Universidad de Harvard y profesor desde hace más de 30 años, aseguró en una entrevista que una nave de origen alienígena se acerca a la Tierra.

Quizá te interese: 
Asteroide: Existen probabilidades que 2006 QV89 impacte la Tierra

Y es que aunque parece una broma de mal gusto, no lo es, esta podría ser una verdadera nave espacial o parte de ella que se encuentra volando más allá de la órbita de Júpiter, si fuera así, los primeros extraterrestres ya están aquí», afirmó Loeb.

De acuerdo con Washington Post, el autor de más 700 trabajos teóricos explicó que el 19 de octubre del 2017 el telescopio Pan-STARRS, en Hawaii, registró un objeto no identificado en el cielo.

«Se movía tan rápido que sólo podía proceder de algún lugar fuera del Sistema Solar. Se trata de la primera visita que nos llega del espacio exterior de la que tengamos conocimiento», afirmó. 

Algunos miembros de la comunidad científica respondieron lo siguiente:

«Es un impresionante ejemplo de ciencia sensacionalista y con motivaciones espurias».

A este UFO (objeto volador no identificado) le llamaron Oumuamua que en hawaiano significa ‘explorador’.

Astrophysical Journal, fue el medio que publicó la noticia de voz de Abraham y su colega  en el que aseguraban que Oumuamua «es una vela luminosa, flotando en el espacio interestelar como un escombro de un equipo tecnológico avanzado».

Loeb concluyó que cree que se mueve demasiado rápido para ser una roca inerte y que se aleja del Sol como si algo la estuviera empujando desde atrás. 

De acuerdo al astronómo, Oumumua es muy inusual y presenta características que lo hacen completamente diferente a cualquier cometa o asteroide como son su velocidad, su atípica trayectoria, no mostrar desgasificación al acercarse al Sol y la ausencia de cola como la de los cometas. Para el astrónomo es tonto pensar que «estamos solos en el Universo».

Por supuesto, la comunidad científica advirtió el problema que dichas declaraciones del experto traería consecuencias y atacó duramente sus declaraciones y afirmaron que «Oumuamua no es una nave alienígena y esa sola sugerencia es un insulto para la investigación científica honesta» Esta fue la postura del astrofísico Paul Sutter tras la entrevista de Loeb. 

Quizá te interese:
La defensa planetaria de la NASA contra asteroide

Pese a la revolución que esto representaría en la carrera de Loeb, el científico afirmó que no le interesa el criterio de los demás y asegura que no cambiará de opinión.

«Mucha gente esperaba que una vez que hubiera toda esta publicidad, me echaría atrás. Si alguien me muestra pruebas de lo contrario, inmediatamente retrocederé (…) Lo peor que me puede pasar es que me liberen de mis tareas administrativas, y eso me daría aún más tiempo para concentrarme en la ciencia», afirmó.

The Washington Post recientemente, se encargó de sacar a la luz el tema nuevamente y es que como es de esperarse, suena a una noticia sensacionalista que está poniendo al mundo a pensar en ¿Qué pasaría si en realidad nos visitaran los alienígenas?

 

 

Por: Lilia Cardona