Más de 20 mil personas reunidas en el Hipódromo de Palermo fueron testigos del gran presente de una de las bandas más icónicas de Latinoamérica: Babasónicos. Esto a través de un show que abrió con “Ingrediente” y continuó con un despliegue de más de 30 grandes éxitos, visitando temas como “El loco”, “Irresponsables”, “Y Qué”, “Desfachatados”, “La lanza”, “Yegua”, durante las casi dos horas y media de concierto.

Este show ha recibido importantes reseñas en medios:

“Babasónicos en el Hipódromo de Palermo: el show indiscutible de una banda que conjuga su música en un presente perfecto, presentó su nuevo material ante 20.000 personas en un show que confirmó su gran actualidad” – Diario Clarín

“El concierto fue un buen termómetro de su presente. Siguen sonando provocadores. Siguen siendo la gran bestia pop.” – Diario La Nación

“Babasónicos brilló en el show más convocante de su carrera” – Infobae.

“Babasónicos en el Hipódromo de Palermo: la dinámica de lo impensado. La celebración masiva del éxito por las vías no convencionales.” – Silencio Rock.

Quizá te interese:
Babasónicos en concierto: #Elshowdetodoslosshows en CDMX

El show de todos los shows tuvo su gran esperada noche ante un Hipódromo de Palermo totalmente agotado. Babasónicos deslumbró con un épico y demoledor concierto, donde repasó toda su carrera y su última producción discográfica Discutible, en tres sets diferentes que dieron lugar a lo que fue el show más grande de su historia.

Fiel a su estilo innovador, en el mismo marco se dio el Festival Discutible con Juan Ingaramo, Conociendo Rusia, Ca7riel y Paco Amoroso e Ibiza Pareo, quienes fueron los encargados de dar inicio a una jornada muy palpitante.

La banda brilló con todo su aplanador glam donde el rock y el pop fueron los protagonistas y convivieron en perfecta sintonía, acompañados por una increíble puesta en escena a cargo de Sergio Lacroix, sumado al sinfín de ovaciones, logrando una noche mágica con su público.

Babasónicos abrió a debate lo que es íntima certeza. La respuesta es discutible. Todo es discutible. Pensar la pregunta. Que nos dejen preguntar. Viajan en el espacio-tiempo buscando el sonido nuevo y la canción perfecta como vector esencial. Un puñado de notas y palabras soldadas a la superficie de las épocas.

 

 

Por: Azenet Folch