Todos nos quedamos con algunos kilos de más aparte de lo que subimos a diario en la oficina por la inactividad, por eso investigamos cómo bajar de peso mientras estás sentado en la oficina.

Esta mañana platicamos en redacción de cuánto subimos de peso durante estos meses que estuvimos sentados escribiendo todo el tiempo, sin tener claro, actividad física extra que solo ir por el café o al supermercado a adquirir… sí, chucherías para comer.

Quizá te interese:
La dieta cetogénica: Grasa y más grasa

Por esta situación nos dimos a la tarea de poner en cuestión el tema para seguir nuestros propios consejos y bajar de peso lo más pronto posible sanamente y luego de juntar todos ellos, llegamos a la siguiente conclusión tras una investigación, de lo que sí nos funciona.

Dejar de consumir azúcar y harinas
Todos subimos de peso por la inactividad en el trabajo, por eso nos dimos a la tarea de investigar cómo bajar de peso mientras estás sentado.

Revista Selecciones México

Todos los metabolismos son distintos y los seres humanos estamos diseñados de forma diferente en cuanto lo que nos hace subir de peso, ya que no son las grasas las culpables para muchos sino son los denominados de ‘tipo azúcar’, como el pan, la harina, refrescos, zumos y los dulces. Según los expertos, estos productos generan un ambiente hormonal que induce a almacenar grasas.

Fortalece tu zona media

Cuando estés parado, inclina la pelvis hacia adelante y contrae el vientre, esto hará que tu abdomen trabaje de forma orgánica. A estos se les denominan ejercicios isométricos, los cuales pueden ayudarte a fortalecer el abdomen, luego aguanta 10 segundos y repite la acción 10 veces.

Aprieta los glúteos

Los muslos y los glúteos son músculos que ganan grasa rápidamente si no nos cuidamos adecuadamente, por lo que te recomendamos que mientras estés de pie contraigas con firmeza este par haciendo repeticiones para que surtan efecto. Mantén la posición 10 segundos, descansa y repite durante unas 20 veces.

Estira tu torso

Estírate hasta llegar lo más alto posible. Conservar una posición óptima mejora la postura, además de cuidar tu espalda de las malas posiciones que a futuro podrían causarte daño severo, ya que la mayoría del tiempo ponemos la espalda curva.

Todos subimos de peso por la inactividad en el trabajo, por eso nos dimos a la tarea de investigar cómo bajar de peso mientras estás sentado.

El Confidencial

Abre los brazos

Realiza una postura “trípode”, llamada así en Pilates, esto lo lograrás cuando pongas los talones juntos y los pies apuntando hacia afuera, con los brazos abiertos. Ahora aprieta muslos y glúteos fuertemente para tonificar el cuerpo y quemar calorías. Mantén esta posición por un minuto y respira profundo.

No comer después de las 6

No es que no comas absolutamente nada después de las 6 de la tarde, sino la cantidad y el contenido calórico de los alimentos es vital para no almacenar peso de más. Después de ese horario resulta más complicado quemar calorías, puesto que no tienes actividad física. Así que ya sabes, menos es más.

Las plataformas vibratorias vienen a nosotros como salvavidas

No solo porque se pusieron de moda, sino por sus cualidades que permiten sin esfuerzo, ejercitar los músculos del cuerpo, estas plataformas vibratorias son nuestras amigas.

Estar de pie en estas plataformas por 20 minutos, equivale como si estuvieras 2 horas en el gimnasio.

Aunque atención aquí, porque no basta con estar parado en la máquina, hay que contraer el cuerpo y colocarte en distintas posiciones.

Podrían tal vez hablar con los directivos de su empresa para poner plataformas de estas en su oficina o bien, ponerse de acuerdo y comprarlas entre todos, para usarlas por lapsos programados para comenzar a perder esos kilitos de más.

 

 

Por: Azenet Folch.