Más vale tarde que nunca: a principios de diciembre de 2016, salió a la venta el álbum número 25 de la agrupación inglesa The Rolling Stones, Blue & Lonesome, que representó su primer material con puros covers de blues, por eso de la nostalgia.

Tras 11 años de su última producción, A Bigger Bang, los Rolling se dieron un tiempo entre sus interminables giras por el mundo para entrar rápidamente al estudio (el disco se grabó en sólo tres días) para versionar 12 temas de la autoría de Buddy Johnson, Little Walter, Magic Sam, Eddie Taylor y Willie Dixon, entre otros.

rolling stones blue and lonesome album cover

Billboard

En abril de 2016, los integrantes anunciaron que su próximo material incluiría blues de Chicago, seis meses después cambiaron su tan famoso logo de lengua y labios rojos a un tono azul y revelaron el nombre del disco, así como el primer sencillo “Just Your Fool”.

Hate To See You Go” y “Ride ‘Em on Down” sirvieron como los siguientes temas para promocionar el disco. El video del último, contó con la participación de la actriz Kristen Stewart, quien conduce un Ford Mustang por la ciudad de Los Ángeles.

El éxito del álbum no fue extraño para los Stones, pues debutó en el primer puesto de las listas británicas y en el número cuatro del Billboard 200, con ventas por 123 mil unidades en Estados Unidos durante su primera semana de disponibilidad.

Con este álbum, los Rolling se consagran después de 50 años como una verdadera banda de white boy blues y consiguen lo que nunca lograron The Beatles con Let It Be o John Mayall con Back to the Roots: encontrar el manantial original base de su razón de ser, el blues.

Temas buenos y pegajosos acompañados de una excelente grabación -cosa rara en la obra de los Rolling- son lo que hace de Blue & Lonesome un material que no puede faltar en tu discoteca, sean cuales sean tus gustos.

A la fecha, el álbum rebasa el millón y medio de copias vendidas alrededor del mundo.

Por: Alberto Lazo Ponce de León y Jacobo Salleh.