El Café Villarías es una de las mejores opciones para adquirir este delicioso producto, además que su historia refleja el trabajo que realizaron las personas exiliadas durante los conflictos del siglo pasado.

En un principio, el negocio se fundó en España por Ignacio Villarías y se dedicaba a comercializar sardinas en conserva. Tiempo después sus dos hijos, Gregorio y Leoncio, se encargarían de la empresa, y éste último, interesado en la política, mantendría un pensamiento republicano.

Tras estallar la Guerra Civil Española, toda la familia Villarías tuvo que abandonar su hogar y buscar refugio en países extranjeros: se asentaron por algunos años en Francia, pero el inicio de la Segunda Guerra Mundial hizo que de nueva cuenta cambiaran de lugar. Fue así como cruzaron el océano hasta llegar a Nueva York, finalmente, hasta el puerto de Veracruz.

Un par de años después, se mudaron a la Ciudad de México, donde conocieron y se adentraron en el negocio del café, mismo que los cautivó, por lo que fundaron en 1942 el ahora tradicional Café Villarías.

Desde entonces, su objetivo es brindar un producto totalmente nacional bajo los mejores estándares de calidad y a un precio justo. El resultado de su trabajo se destina a las personas que saben apreciar detalladamente el sabor y el aroma de una buena taza de café.

Su oferta incluye cuatro tipos de tostados para el grano: el tipo americano, que es el más suave y fino; el mediano, de sabor y cuerpo equilibrado; el italiano que posee la fuerza de un café bien tostado, pero refinado; y finalmente, el tostado cubano que es el más intenso y con mayor cuerpo de todos.

Por tales motivos el Café Villarías es más que sólo un expendio de café: es una tradición que narra toda una historia de superación y lucha.

···

Café Villarías

Ubicación: López # 68. Colonia Centro. Delegación Cuauhtémoc. Ciudad de México.

Horario: Lunes a sábado de 09:00 a 18:00 horas.

Por: Daniel Montes.