El callejón de aguacate en el barrio de Santa Catarina en Coyoacán se ha dado a conocer por ser el escenario de diversas historias lúgubres que coinciden en esta calle de escasos 4 metros de ancho, sus grandes árboles, la virgen empotrada en una esquina y sonidos o apariciones sin explicación.

Quizá te interese:
Date una vuelta por el Tranvía de Coyoacán este fin de semana

Una de las historias más conocidas relata que en los tiempos del Gral. Cárdenas, un militar gallardamente uniformado pasaba por ahÌ cuando un niño le pidió que jugara con él, el militar irritado por su insistencia lo golpeó y lo colgó del árbol de aguacate (el que está justo detrás de la virgen), algunos dicen que se escucha al niño jugando por las noches, mientras que otros indican que es la virgen la que llora.

Quizá te interese:
Casa de los ahorcados, un tour de fantasmas

Otra de las historias relata que en una casa aledaña se frecuentaba el uso de la ouija con el propósito de conocer a sus enemigos, hasta que una noche se les reveló que había un traidor entre ellos, por lo que esa noche el padre asesinó a todos y los enterró en el jardín. Se dice que encontraron los cadáveres de la familia, sin embargo, nunca encontraron la cabeza del asesino.

 

Por: Karina Jiménez