Desde hace 8 años aproximadamente, se emprendió un largo camino para abrir la discusión en torno al reconocimiento legal de nuevas identidades sexuales, en este proceso el cambio de género en el acta de nacimiento ha sido el foco de atención y después de muchos años se ha logrado que este trámite sea un simple proceso administrativo.

El 10 de octubre de 2008 se publicó la reforma al código civil para la reasignación de concordancia sexo-genérica; para la realización del trámite había que pasar un juicio especial de resignación sexo-genérica ante un Tribunal Familiar, lo cual tardaba de tres a seis meses y tenía un costo de entre 25,000 y 30,000 pesos, lo que era sólo la antesala del trámite administrativo, que requería que el proceso hubiera concluido con una resolución a favor del demandante.

A finales del 2014 la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó con 42 votos a favor, cero en contra y seis abstenciones, reformas para permitir que las personas cambien legalmente su identidad de género en su acta de nacimiento, a través de un solo trámite administrativo.

La ALDF mencionó que esto se realiza con el fin de garantizar el derecho de toda persona al reconocimiento de su identidad de género, entendida como “la convicción personal de cómo se perciba la persona en sí misma”.

A partir de marzo de 2015 el trámite se podrá hacer directamente en el Registro Civil, se deberá contar con la mayoría de edad y presentarse con los siguientes documentos en original y copia:

  • Copia certificada del acta de nacimiento primigenia.
  • Identificación oficial.
  • Comprobante de domicilio.

Por: Karina Jiménez