CDMX es el motor de la economía en nuestro país, así lo confirman los indicadores económicos al referir una tasa de crecimiento del 4 % en 2016, lo que significó duplicar el promedio a nivel nacional.

«Por sí sola, la Ciudad de México está marcando un tercio en el crecimiento nacional», refirió el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, al presidir la presentación del Reporte Económico de la CDMX en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Ante empresarios y funcionarios del sector económico, Mancera aseveró que «la deuda de la capital mexicana es la más sana y robusta del país», ya que la relación de ésta y el Producto Interno Bruto es de 2.2 %, cifra menor que el promedio nacional ubicado en 2.9 %.

    Informó que el saldo final de la deuda en 2016 fue de $ 76 mil 459.6 millones.

Remarcó además que gracias a las plantas de termovalorización (proceso que utiliza los residuos sólidos para generar energía eléctrica) y biodigestión (método en el cual microorganismos transforman materia orgánica para producir gas) son esquemas que permitirán la subsistencia de la capital y se pague la deuda.

«Nuestra deuda se utiliza solamente para infraestructura y en las renegociaciones que ha tenido la CDMX, hemos obtenido beneficios muy importantes», Mancera.

Afirmó que hay dos factores que sobresalen en este gobierno. El primero: no sobrepasar la deuda, mantener un aspecto sano de la misma. El segundo: esta es una deuda que supervisa la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, «este esquema lo adaptarán los gobiernos que han recurrido a deuda para otro tipo de gastos».

Señaló que el crecimiento económico de la ciudad ha sido prácticamente impulsado por los sectores de la construcción con 14.7 % y del comercio con 11.5 %. «Sus tasas de crecimiento son las más altas en lo que va de la década y la creación de empleo formal en la Ciudad de México es la más importante del país», indicó.