Para muchas parejas, los celos pueden ser algo que demuestre el apego y el interés por su pareja, sin embargo cuando rebasan la barrera del razonamiento, se pueden convertir en un arma muy peligrosa.

 

Quizá te interese:
¿Cólicos menstruales? Redúcelos con ejercicio

 

La celotipia  se considera un trastorno delirante, por el cual la persona que lo sufre está firmemente convencida de que su pareja le es infiel. Para algunos psicólogos y sexólogos, también se le conoce como El síndrome de Otelo, como referencia al personaje shakespeariano que mata a Desdémona, debido a un arrebato de celos enfermizos.

Algunos de los síntomas para saber si se tiene esta enfermedad son:

· La persona mantiene la idea de que su pareja la engaña con otra persona con absoluta convicción.

· Sus ideas delirantes se convierten en verdaderas fantasías que rozan en lo enfermizo.

· Mantiene un comportamiento compulsivo, en aras de comprobar que tiene la razón: revisa las cosas de su pareja e incluso la espía.

· Es muy frecuente que la persona presente síntomas o episodios depresivos, de ansiedad y nerviosismo.

· El trastorno se intensifica, si consume alcohol o alguna droga.

· La persona es más susceptible a presentar intolerancia, irritabilidad extrema, agresividad y confrontación con cualquier persona de su círculo social.

Como podemos ver, la celotipia es una enfermedad muy seria, la cual se debe tratar por profesionales, de lo contrario puede afectar tanto al que la padece como a todo su círculo cercano. Entre las recomendaciones para su tratamiento, cabe la terapia psicológica y en casos más severos, incluso medicación; todo ello se basa en un estudio previo.

 

 

 

Por: Daniel Montes.