Lo ideal de un matrimonio es cumplir el compromiso que se hace ante el altar: «estar juntos hasta que la muerte los separe». Lo cierto es que muchas parejas no logran la promesa y su matrimonio termina. Pero ¿qué sucedió para que el amor terminara? En realidad no se trata de lo que pasó, sino de lo que no pasó.

El matrimonio es una de las pruebas más grandes de amor (olvídate si es un contrato social o no), y cuando ocurre es porque ambos están seguros de permanecer juntos por el resto de su vida, hasta que la relación se transforma para mal y la venda de «vivieron felices para siempre» se cae.

Quizá te interese:
¿Qué significado tienen los anillos de compromiso? Tipos de alianzas

Para que un matrimonio sea duradero y feliz, lo primero es aceptar que no todo será «miel sobre hojuelas«, eso sólo pasa en las películas y aun así no todas tienen un final feliz.

La clave para un matrimonio duradero, además del amor, es nunca dejar de ser novios; tener un matrimonio largo y feliz no es imposible.

shutterstock

Deben ser conscientes que habrá altas y bajas, sufrirán por dinero, falta de tiempo; discutirán por los hijos y hasta por las suegras. Lo importante de comunicarse y solucionarlo sin «perder la cabeza».

También es importante reconocer que la persona a quien diste el «sí eterno» no será la misma con la que vivirás: habrá cambios físicos, tal vez le crezca la barriga, suba unos «kilitos» o se ponga más galán o más guapa.

En este caso los cambios emocionales serán muy importantes, justo aquí entra en juego la comprensión y empatía con la pareja. Si notas cambios, no los reproches, mejor pregunta el motivo de ellos y trabajen juntos.

La clave para un matrimonio duradero, además del amor, es nunca dejar de ser novios; tener un matrimonio largo y feliz no es imposible.

shutterstock

Y la clave número uno de un matrimonio duradero es, no caer en la rutina, porque ésta mata hasta el más grande amor. Tal vez sea la parte más difícil de llevar un buen matrimonio, porque no siempre hay tiempo para dedicarse a lo que les gusta o buscar experiencias nuevas.

Quizá te interese:
Divorcio inminente: Te damos estos consejos para evitarlo

Sin embargo, un buen comienzo es tener sexo en distintas partes de su casa, por ejemplo, salir a comer a distintos lugares y, sobre todo, retomar lo que hacían cuando eran novios.

Atrévanse y nunca dejan de ser novios, amigos y amantes.

Por: Nadia Juárez.