Dentro de los grandes aportes que ha hecho México a la tecnología, está el de la invención del sistema que ofreció colores a la imagen que se transmitía a través de la televisión.

Esto se probó hace 70 años por primera vez y seis años después, finalmente se pudo patentar en los Estados Unidos.

El precursor de este sistema fue Guillermo González Camarena, quien nació el 17 de febrero de 1917 en Guadalajara, Jalisco, y estudió Ingeniería Mecánica y Eléctrica en el Instituto Politécnico Nacional.

Desde sus primeros años, demostró tener una habilidad casi inherente para las cuestiones eléctricas y mecánicas, por lo que fue encausado completamente hacia esas disciplinas. Lo que rindió frutos años más tarde.

Para la elaboración de lo que fue su gran legado, no tuvo que pasar mucho tiempo, pues en 1939 empezó a idear las transmisiones, pero tuvo que protegerlo legalmente ya que había mucha gente interesada en lo que estaba desarrollando.

 

Quizá te interese:
 Los 4 programas clásicos de la televisión mexicana

 

El 31 de agosto de 1946 pudo enviar la primera transmisión exitosa y a color desde su laboratorio.

A partir de ese momento se le tomó más en serio y se le solicitaron aportaciones en la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, cuando le encargaron estudios sobre el ruido, el volumen y la atenuación de los sistemas de comunicaciones eléctricas.

Después le tocó elaborar las disposiciones legales para el funcionamiento de las estaciones de radio nacionales.

Su invento permitió que otros ingenieros trataran de crear sus propios sistemas de transmisión a color; como el caso de Peter Goldmark, quien tuvo un relativo éxito, pero siempre basándose en lo que había hecho González Camarena.

No fue sencillo llegar a buen puerto con el invento, puesto que debía ser compatible con los sistemas que tenían los televidentes.

Pero el final de esta historia se puede ver cada día, basta un botón para recordarnos lo que son capaces de hacer los mexicanos.

Por: Aldo Mejía.