• Un total de 45 columnas fueron montadas de San Fernando a Insurgentes Sur; por primera vez se ejecutó el montaje de tres elementos prefabricados en una noche: dos trabes y una columna
  • Como parte del mejoramiento urbano en la zona, se sustituyen cuatro puentes peatonales con más de 50 años de antigüedad

Con la colocación de la última columna en Viaducto Tlalpan, entre las calles Tezoquipa y Canela, la Secretaría de Obras y Servicios (SOBSE) de la Ciudad de México concluyó la madrugada de este domingo el montaje de los 45 apoyos de concreto que dan forma a la Autopista Urbana Sur (AUSUR), de San Fernando a Insurgentes Sur.

La pieza prefabricada de 12 metros de longitud y 180 toneladas de peso fue colocada en el troncal central que conforma el viaducto elevado de mil 200 metros de largo.

De manera paralela a estos trabajos, frente a la calle Reforma Agraria se hizo el montaje de dos trabes (trabe de apoyo y trabe de carga), de 45 metros de longitud, con un peso de 300 y 380 toneladas, respectivamente.

El titular de la SOBSE, Edgar Tungüí Rodríguez, destacó que el avance en la estructura de la AUSUR se deriva del éxito en los montajes de columnas y trabes.

“Esta noche llevamos a cabo el montaje de tres elementos mayores, dos trabes y una columna, con lo que hemos alcanzado 55 por ciento del avance general de la obra”, añadió.

Para los montajes simultáneos fueron utilizadas cinco grúas con capacidad de carga de hasta mil 200 toneladas. Apegados a las medidas de seguridad y con el objetivo de minimizar el impacto en la circulación de la zona, las labores se efectuaron en horarios nocturnos del domingo, a partir de las 23:00 a las 05:00 horas.

Con la finalidad de mejorar la infraestructura peatonal y garantizar la seguridad de los transeúntes, la SOBSE sustituye los cuatro puentes peatonales que se encuentran sobre la Avenida Viaducto Tlalpan, en el tramo de obra.

Tungüí Rodríguez señaló que estos puentes fueron construidos hace más de 50 años y presentaban algún tipo de desgaste, por lo que era necesaria la sustitución.

“Para el gobierno capitalino es fundamental mejorar la infraestructura de los transeúntes en cada proyecto vial que se realiza en la ciudad; en uno de los cuatro puentes a sustituir ya iniciamos con la colocación de las pasarelas de acero prefabricadas”, sostuvo.

Cumpliendo con los estándares de accesibilidad y por contar con el espacio requerido, el puente que se encuentra cercano a Insurgentes Sur contará con rampas.

Apegados a los lineamientos de sustentabilidad y nuevos elementos que integra la dependencia en sus obras, en las estructuras peatonales se colocarán lámparas ahorradoras de energía y se habilitará un riel para facilitar el desplazamiento de bicicletas en beneficio de los habitantes que utilizan este tipo de transporte.

Esta etapa de la AUSUR quedará concluida en septiembre.