¡No te agarres ahí! Por alguna sabía razón las mamás siempre nos prohibían tocarnos ciertas partes del cuerpo. Más que porque la vecina lo viera mal, era porque nuestras manos son hogar de miles de bacterias que causan severas infecciones.

Así que, ¡no seas cochino!, y no toques, directamente, con tus manos estas partes de tu cuerpo.

Ojos

Por más comezón que tengas en ellos, no los toques; esto ocasionará que se te irriten más e infecten. Existe una regla de oro que dice “sólo puedes tocar tus ojos con el codo”.

Boca

Además de que chuparse el dedo y morderse las uñas son malas manías, al hacerlo ingieres miles de gérmenes que habitan en tus uñas y que causan un gran malestar estomacal.

Las manos son una herramienta indispensable para realizar miles de actividades, mas no para tocar ciertas partes de nuestro cuerpo; ¡ahí no te puedes tocar!

Shutterstock

Partes íntimas

A excepción de que vayas al baño, no debes tocar tus partes íntimas; son muy delicadas y fácilmente contraen bacterias. Incluso se recomienda que si tendrás relaciones sexuales, primero laves tus manos, por aquello del juego previo.

Quizá te interese:
Infecciones de Transmisión Sexual más comunes en México.

Interior de la nariz

No es recomendable que te toques la nariz porque, en primera, te lastimas y puedes hacerla sangrar si te la picas; y en segunda, lo más probable es que después de hacerlo no te laves las manos y luego ingieras comida.

Cara

Sólo tócala para aplicar cremas o maquillaje, pero, obviamente, lávalas primero. Después de eso será un pecado poner tus manos en tu cara, a menos que quieras llenarte de espinillas o tener la pie infectada gracias la contaminación que harás con ellas.

Por: Nadia Juárez.