Bajar de peso no sólo es cosa de vanidad, también es cuestión de salud; pero es posible lograrlo si tienes fuerza de voluntad. Para bajar de peso debes cambiar algunos hábitos, con ellos verás que poco a poco tendrás un cuerpo más sano y hermoso.

Toma agua

Sí, el mismo cuento de siempre. Beber agua es muy importante; ayuda a la buena digestión y a eliminar las toxinas del cuerpo mediante la orina y sudor.

No olvides el desayuno

Saltarte el desayuno provocará que durante todo el día tengas demasiada hambre. Esto propiciará que quieras saciarte con cualquier chatarra que se te ponga enfrente.

 Di no a las comida chatarra

Si quieres perder peso sin ayuda de una rigurosa dieta, es necesario que te alejes los más posible de la comida chatarra. De vez en cuando come unos taquitos o una hamburguesa, pero que no formen parte de tu dieta diaria.

Para bajar de peso no necesitas milagros, sólo fuerza de voluntad; cambia tu rutina diaria de alimentación y disfruta de comer sano.

Shutterstock

Muévete

No precisamente ir al gimnasio es la única opción para activar tu cuerpo. Ve caminando al trabajo o a tu casa o haz ejercicios con ayuda de tutoriales. El chiste es que no seas sedentario, porque así jamás bajarás ni un kilo.

Relájate

No dejes que bajar de peso se convierta en un problema. Entre más te estreses por perder peso será más difícil que logres tu meta.

Reduce tus porciones de comida

Las porciones deben ser del tamaño de un puño de mano cerrado. Come cinco veces al día, en horarios determinados; tu cuerpo tendrá tiempo suficiente para quemar las calorías de los alimentos.

Date tu tiempo para comer

Cuando te sientes a comer disfruta tus alimentos. Si comes a prisa no quedarás satisfecho y al poco tiempo querrás comer más.

Por: Nadia Juárez.