La dramaturgia mexicana se descentraliza poco a poco. El buen teatro no solamente se produce en la Ciudad de México; aunque es una escala obligatoria, para todo nuevo talento, que se presente en algún recinto de la capital para revalorizar el trabajo hecho. Más aún para difundir el mensaje, las historias, a tantos oídos como sea posible.

Del Manantial del Corazón es un texto escrito y dirigido por Conchi León, quien además es parte del elenco de la obra. En ella juntó siete historias, todas reales y modificadas al mínimo, en las que se muestran las diferentes realidades y adversidades a las que se enfrentan las mujeres de Mérida, Yucatán.

Quizá te interese: ¡Esto NO es Tango! La obra de teatro sobre la migración en la CDMX.

Sus testimonios son de un tiempo indefinido, pudieron haber ocurrido hace meses, semanas o días, pero también están las que pueden pasar mañana, en cualquier momento. Sin embargo, no todos ellos van de la desesperanza y de las cosas negativas; pues el texto viene de uno desde los lugares con más tradición de nuestro país y una de sus misiones es el de preservar un poco de eso.

 

Conchi se distingue, precisamente, por no descuidar en ningún momento los aspectos sociales que rodean sus obras, de tal manera que pareciera llevar siempre una linterna cuando escribe sobre un paisaje oscuro determinado.

Esta vez se hace acompañar por Addy Teyer, Randia Escalante, Lourdes León, Gaby Varela y Michelle Varela, quienes prestan su cuero y su voz a personas que perdieron a sus hijos. Pero retoma los ritos propios del Mayab, que se realizan para aliviar el dolor de no sostenerlos, cuando menos, en brazos.

Del Manantial del Corazón

Teatro Benito Juárez

Dirección: Calzada Manuel Villalongín #15. Colonia Renacimiento. Delegación Cuauhtémoc. C.P. 06500. Ciudad de México.

Funciones: 13 al 22 de octubre. Viernes 20:00 horas

Sábados 19:00 horas

Domingo 18.00 horas.

Entradas: $ 141 pesos.

Descuento del 50% a estudiantes, maestros, personas con discapacidad, trabajadores de gobierno e INAPAM con credencial vigente.

Por: Aldo Mejía.