Wixen Music Publishing denunció al servicio de streaming más famoso y grande del planeta por presuntamente utilizar canciones sin licencia.

La empresa Wixen Music Publishing demandó a Spotify  y como penalización, la empresa reclamó una indemnización de 1.6 mil millones de dólares y una medida cautelar.

Quizá te interese:
10 películas en Netflix que disfrutan las personas inteligentes

El pasado 29 de diciembre, Wixen Music Publishing denunció ante el tribunal federal de California a Spotify por presuntamente utilizar miles de canciones sin licencia. Free Fallin de Petty y Light My Fire de The Doors, son parte de la lista según el informe de  The Hollywood Reporter.

El 21% de las 30 millones de canciones que se encuentran en la plataforma de Spotify no cuentan con licencia. El informe y Wixen afirma que el servicio de streaming musical “ignora descaradamente la ley de derechos de autor de los Estados Unidos y ha cometido infracciones intencionadas y continuas de derechos de autor”.

El informe añadió que Wixen notificó a Spotify en su momento que no había obtenido una licencia mecánica directa u obligatoria para el uso de las obras. Así que Wixen tiene derecho a la máxima exención legal.

Cabe mencionar que el pasado es de mayo Spotify quiso llegar a un acuerdo, esto a raíz de  una demanda colectiva presentada por varios compositores como David Lowery y Melissa Ferrick. Spotify respondió y ofreció 43 millones de dólares aún estando en desacuerdo con los términos y las condiciones que se impusieron.

Pasó el tiempo y en el mes de julio, nuevamente las denuncias se hicieron presentes y esta vez fue por violación de derechos de autor, donde Bob Gaudio, compositor y miembro fundador del grupo Frankie Valli y Four Seasons, se decidió a tomar cartas en el asunto.

Demandan a Spotify. Wixen Music Publishing denunció al servicio de streaming más grande del planeta por presuntamente utilizar canciones sin licencia.

Broadway World



Los demandantes afirman que la compañía no cumplió con la Ley de Derechos de Autor de los Estados Unidos, Sección 115, la cual obliga a obtener una ciencia obligatoria para reproducir una composición musical.

Al defenderse, Spotify afirmó que no está incumpliendo la ley según la regulación, ya que la transmisión de las canciones no viola los derechos de reproducción ni de distribución.

No se mencionó nada aún sobre la nueva demanda de 1.6 mil millones de dólares la compañía.

El pasado mes de diciembre un par de diputados presentaron en Estados Unidos la Ley de Modernización Musical, esto con la mira en simplificar las licencias digitales y aumentar los pagos de regalías a los titulares de los derechos, esto ha destapado por mucho, algunas irregularidades en la Unión Americana.

La reforma habla de la implicación a la creación de una única entidad para administrar los derechos de reproducción de las canciones en plataformas que conocemos como Apple, Amazon o Spotify.

Quizá te interese:
Apple ofrece baterías a bajo costo debido al fallo creado por actualización

Por desgracia al respecto el presidente de Wixen, Randall Wixen, destacó como lamentable este proyecto de ley y que se encuentran ya “totalmente preparados para ir tan lejos en los tribunales como sea necesario esto con el fin de proteger los derechos de nuestros clientes”.

Es una pena que una empresa que en su momento fue tan exitosa como Spotify y subiera como la espuma a la fama y el éxito, hoy enfrente problemas a gran escala como los que se han suscitado.

 

 

Por: Azenet Folch.