Se le conoce también como la “dieta de la NASA”. Consiste en seguir un menú bajo en calorías y carbohidratos prescrito durante siete días. Pasado ese tiempo, se repite el menú desde el día 1 para completar el ciclo total de los 13.

Esta dieta no debe realizarse si haces ejercicio o eres una persona físicamente activa, ya que es probable que los alimentos que en ésta se incluyen no te proporcionen los nutrientes necesarios para que tu organismo funcione de manera correcta. Lo que puede provocarte una descompensación. Asimismo, no debes realizarla por más tiempo del que se establece ni de forma consecutiva.

El menú de los siete días para comenzar la dieta es el siguiente:

Día 1. Desayuno: café o té; comida: 3 huevos duros con verduras verdes y tomate; cena: filete mediano de pollo a la plancha y ensalada abundante.

Día 2. Desayuno: café o té; comida: 1 filete de ternera con ensalada; cena: 5 rebanadas de jamón y una taza de yogur natural.

Día 3. Desayuno: café o té, más un pan tostado; comida: ensalada de lechuga, apio, tomate, espárragos y una naranja; cena: 2 huevos duros, 5 rebanadas de jamón y ensalada.

Día 4. Desayuno: café o té y un pan tostado; comida: 1 huevo duro con 3 zanahorias ralladas, más 7 rebanadas de jamón; cena: ensalada de frutas con una taza de yogur natural.

Día 5. Desayuno: café o té, 5 rebanadas de jamón y 1 taza de zanahorias hervidas; comida: 2 rebanadas de pescado a la plancha, 1 jitomate y 1 taza de zanahorias hervidas; cena: 1 filete de pollo o ternera cocido o a la plancha.

Día 6. Desayuno: Café o té: comida: 1/4 de pollo asado sin piel y con limón, y una ensalada; cena: 2 huevos duros y 1 taza de zanahorias ralladas.

Día 7. Desayuno: Café o té; comida: 1 filete de ternera o pollo a la plancha, y una naranja; cena: cualquiera de los menús anteriores.

Debe beberse abundante agua y servirse las bebidas sin azúcar. Recuerda que si durante la dieta comienzas a experimentar síntomas de cansancio o debilidad, debes suspenderla y consultar a un médico.

Por: María Carrión