Este lunes, 19 de septiembre, fue un día especial que permanecerá en la memoria de nuestro país. No solo por la conmemoración de uno de los episodios más difíciles que ha vivido nuestra sociedad, el terremoto de 1985, sino, también, por el derrumbe del peso frente al dólar que rebasó la barrera de los veinte pesos.

De acuerdo con datos del Banco Nacional de México (Banamex), presentados por El Financiero, el dólar cerró en 20.00 unidades a la venta por 19.25 unidades a la compra. En esa tendencia, BBVA Bancomer coordinó la venta del billete verde en 20.08 unidades y 18.89 la compra.

Por otro lado, según las estadísticas del Banco de México (Banxico), el dólar interbancario se ubicó en 19.6815 pesos, lo que representó una tendencia a la alza de 2.23 por ciento, con relación al cierre del jueves 15 de septiembre. Último día considerado debido a que el viernes fue día feriado.

En este contexto, la caída del peso se dio en un escenario que de igual forma debilitó al dólar, debido al rebote en los precios del petróleo. Por tal motivo, se espera un anuncio de la Reserva Federal de los Estados Unidos relativo a las acciones de política monetaria, para mediados de esta semana.

La operación de cierre de este lunes 19 de septiembre, es un un momento adicional al trayecto que la caída del peso ha recorrido desde el 11 de febrero de este año. Con esta, suman ocho depresiones consecutivas dese esa fecha cuando se cotizaba en 19.40 unidades.

Por: Alejandro Huitrón.