En ocasiones, por más borreguitos que contemos, nos resulta imposible conciliar el sueño debido al estrés, nervios o ansiedad, sin embargo, la clave para relajarnos y dormir como bebés está en la respiración.

 

Quizá te interese:
4 trastornos del sueño que te impiden tener una vida plena

 

Andrew Weil, director de Medicina Integral de la Universidad de Arizona, diseñó el método de respiración relajante 4-7-8, que se basa en la respiración diafragmática que permite a los pulmones captar mejor el oxígeno.

Cuando respiramos con el diafragma aumenta la capacidad pulmonar y se eliminan los síntomas de ansiedad… así que 4-7-8 y a dormir.

Ahora podrás dormir en 4-7-8 si aprendes a respirar; el método de respiración 4-7-8 ayuda relajarnos y por lo tanto dormir como los ángeles.

shutterstock

Weil recomienda realizar el ejercicio sentados con la espalda recta y apoyada en un respaldo, y seguir estos pasos:

  • Cierra la boca e inhala el aire a través de la nariz durante cuatro segundos.
  • Sostén el aire durante siete segundos.
  • Exhala el aire de tus pulmones por la boca en un tiempo de ocho segundos.

Al inicio nos sentiremos mareados o aturdidos, pero esto es normal, ya que no estamos acostumbrados a respirar adecuadamente, por ello es recomendable realizarlo máximo cuatro veces al mes, mientras nos familiarizamos con este método de relajación respiratoria.

 

Quizá te interese: 
¿Tienes problemas para dormir bien en invierno? Sigue estos pasos

 

Además de ayudar al descanso, esta técnica contribuye a regular la respiración, disminuye el ritmo respiratorio, aporta mayor nivel de oxígeno al cerebro y a las células, de esta manera, llega mayor cantidad de aire a los pulmones, la sangre se oxigena más, libera la ansiedad y así nos sentiremos más relajados y tranquilos.

Por: Nadia Juárez.