En un mundo donde las vacunas son el mayor de los problemas, la OMS declaró la alarma ante el brote del Ébola en el Congo y se convirtió ya en una «emergencia de salud pública de importancia internacional»

La Organización Mundial de la Salud declaró ya que el brote de Ébola en la República Democrática del Congo es una «emergencia de salud pública de importancia internacional». 

Esta enfermedad lleva activa desde hace un año. Arrebató ya 1.660 vidas y hace unos días se presentaron brotes en las ciudades más grandes del país, amenazando con internacionalizar la epidemia.

Quizá te interese:
¿Qué es la OMS?

A pesar de que se pidió desde hace meses ayuda, fondos y los recursos para frenar la epidemia, han sido esfuerzos en vano. Por su parte, el Director General Tedros Adhanom Ghebreyesus ha pedido un refuerzo internacional para contener lo que han calificado como el brote más difícil de la historia: «Es hora de que el mundo tome nota», declaró.

Esta es la quinta emergencia de salud pública de importancia internacional que declara la OMS: la pandemia de gripe H1N1 2009, la poliomielitis en 2014, el brote de Ébola 2014-2016 en África occidental y el brote de Zika en América Latina en 2016.

 

 

Por: Azenet Folch