Para los que no saben en qué invertir: la cocina vegetariana es un mercado con poca competencia y mucha demanda.

vegano_03

En la Ciudad de México cada vez existen más personas que adoptan un estilo de vida vegetariano o vegano, cada grupo tiene su filosofía y prácticas para llevar a cabo las ideas de su corro, pero para todos ellos no es fácil encontrar restaurantes que se adapten a sus necesidades, pues resulta complicado encontrar variedad en los restaurantes comunes.

Ser vegetariano no significa estar a dieta; comer todos los días la única ensalada que no tiene pollo es aburrido. Entre las quejas de la comunidad se destaca la falta de publicidad por parte de los establecimientos, el que pocos lugares cuenten con servicio a domicilio, no anunciar el menú con anticipación, la falta de sazón y el largo tiempo de espera por la gran demanda.

En el D.F. existen miles de personas con este estilo de vida pero muy pocas opciones para quienes buscan restaurantes alternativos que les queden cerca de su casa y trabajo. Esto representa una oportunidad de negocio en un sector que no se da abasto, algunas de las empresas que han logrado consolidarse en esta comunidad son:

Yug. Fue uno de los primeros lugares en ofrecer comida vegetariana; tiene un buffet con sopas, vegetales y guisados. Cuenta también con platillos a la carta como hamburguesas o “carnitas” vegetarianas.

Cate de mi corazón. En este lugar se preparan 14 tipos de tacos vegetarianos/veganos. Además, puedes pedir una torre de portobello rellena de queso vegano con puré de camote.

Los vegetarianos. Es una fondita que prepara un menú del día en el que incluye ensalada o sopa, guisado y postre. Los platillos cambian todos los días y se puede elegir entre platos con croquetas de manzana, verdolagas en entomatado o milanesa vegetariana.

vegano_02

Vegani. Ahí puedes degustar pizzas de masa de trigo y arroz con sus diferentes toppings veganos. También puedes pedir hamburguesas de portobello y cheescake vegano. Cuenta con servicio a domicilio en áreas cercanas al restaurante.

En conclusión podemos ver que a pesar de que sí existen varios lugares vegetarianos en la ciudad, todavía se trata de un mercado muy holgado al que se puede entrar sin complicaciones.

Por: Joanna Gutiérrez