Elegir el traje perfecto es el factor más importante para tener tu sello personal. El buen estilo podría ser la llave al éxito, solo deberás proyectar lo que deseas ser y del resto, se encarga tu talento.

En primer lugar deberás tener siempre presente que comprar ropa, en este caso, trajes para reforzar tu armario, es indudablemente una inversión a corto mediano y largo plazo. Esto dependerá de que optes por adquirir prendas en las que no se note el paso de la moda.

Quizá te interese:
¿Comprarás tele nueva para ver el mundial? Sigue estas recomendaciones

Brevemente y en cinco pasos, con esta guía te convertirás en todo un experto en la compra de tu próximo traje.

Empéñate en que la medida sea la adecuada para ti

Es imperante elegir a tu entero gusto y medida, el traje. Pregúntate algunas cuestiones sencillas como, ¿Este tipo de traje favorece mis atributos físicos?  ¿Refleja mi estilo personal?, entonces a lo que sigue.

Atiende con atención… Un traje grande implica que estés a tus anchas y te sientas del todo cómodo, pero igual no favorecerá tu figura y te verías sin forma.

Deberás tomar muy en cuenta que “a la medida” no significa apretado. Deberás estar liviano y deberás sentirte libre. Por lo regular este es el resultado de un buen trabajo con un maestro sastre.

Menos es más y el estilo saltará a la vista

No lo pienses, una buena inversión siempre se nota. La fórmula ganadora es gastar más dinero en menos prendas, ¿La razón? La calidad siempre estará en primer lugar que la cantidad.

Te decimos cuáles son los pasos a seguir para elegir el traje perfecto de acuerdo a un estilo propio y a tu perfecta medida.

Promoda Grupo Corporativo

Un consejo de oro aunado a este punto, es elegir de forma audaz la tela, ya que no debemos olvidar que este, es el alma del traje. Una tela de buena calidad, está fabricada por entre 100 y 150 hilos, aunque encontrarás aquellos lugares que trabajan hasta con telas de 200 hilos que provocan una suavidad y gran comodidad.

Recuerda que la atemporalidad del diseño es importante

Las tendencias se renuevan día a día y no seamos sinceros, no son para todos. ¡Aunque tal vez suceda que llegue nuestro momento!, es decir, ¿Te has fijado que hay personas que parecen arrancada de los 60 y cuando intentan cambiar su aspecto no cuadran?

Esto sucede todo el tiempo, si no van contigo, no lo intentes. Tu ropa, en este caso tu traje, es parte de tu personalidad, por lo que es conveniente que busques el que más te guste, dentro de un parámetro que no vaya con la moda, esto te ayuda enormemente incluso para que tu inversión dure más tiempo contigo.

Te decimos cuáles son los pasos a seguir para elegir el traje perfecto de acuerdo a un estilo propio y a tu perfecta medida.

Río Bravo Casimires Ingleses

¿Qué te conviene? Probablemente un corte inglés o un corte italiano con hombreras sería una opción imperdible en tu guardaropa.

Tu proyección hacia los demás es lo más importante

Si te encuentras en una situación cómoda y por alguna razón no pones atención a cómo te vistes un par de días de la semana, la vida no te premiará. En algún momento tendrás una salida o reunión sorpresa y todo se te revertirá, por lo que podrías mentalizarte de ahora en adelante, para vestir como si tuvieras un evento por la tarde, eventualmente podría salvarte la vida. Cuando suceda, la impresión que proyectes será fabulosa.

Quizá te interese:
5 cosas que no sabías sobre “Me Niego” de Reik ft. Ozuna y Wisin

La sutileza es igual a buen gusto

El conservar la elegancia es importante,  recuerda el no exagerar con patrones o estampados en las telas. Los accesorios también son importantes, solo que no deberás de exagerar en ellos. El buen gusto siempre se dejará ver a través de la distinción que portes con un look austero pero con un distintivo sutil, es decir, huye de los accesorios por ejemplo informales, como anillos con desgaste, pulseras de cuero o incluso gargantillas.

 

 

Por: Azenet Folch.