La mayoría hemos pasado un momento incómodo provocado por el mal olor de nuestros zapatos y por más que los lavamos siguen apestosos. Antes de que pienses en tirarlos, lee estas recomendaciones con las que tus zapatos dejaran de oler a queso francés.

1. Lavanda: Corre al jardín y corta unas ramitas de lavanda, si no tienes las puedes conseguir en una farmacia naturista, colócalas dentro de los zapatos y dejarlos al aire libre  durante 12 horas. El mal olor se irá y quedará un fresco aroma a lavanda.

Olor

riverafootandankle

2. Bicarbonato de sodio: El bicarbonato de sodio  es el rey de los remedios, las abuelitas lo saben perfecto, tiene la capacidad de absorber los olores y la humedad; cubre la plantilla de tus zapatos con carbonato, al día siguiente sacude perfectamente y listo.

3. Limón y naranja: No tires las cáscaras de limón y naranja, ellos también ayudan a combatir el mal olor, por algo la mayoría de los detergentes contienen estás frutas. Introduce las cáscaras, en el par de zapatos que lo necesiten, por una noche y ¡adiós zapatos apestosos!

4. Arena de gato: ¡Oh sí! El material que contiene absorbe de forma casi mágica los malos olores; llena un calcetín con arena de gato, mételo en los zapatos y ponlos al sol todo el día.

Todos estos remedios llevan su tiempo, ya que, eliminar las bacterias que causan el mal olor no es tarea fácil, más si llevan semanas viviendo en tus zapatos. Después de probarlos cuéntanos cuál te funcionó mejor.

Por: Nadia Juárez.