Las especias son el toque necesario para hacer de algún platillo o una bebida algo muy especial. No obstante, si nos detenemos a pensar en sus propiedades nutricionales nos daremos cuenta que además nos ayudan a llevar una vida más saludable.

Por esa razón, te presentamos algunos ejemplos que debes frecuentar en tu dieta.

1. Comino: Este condimento tiene la propiedad de relajar el cuerpo humano lo cual es un buen aliado para quienes sufren de estrés o de insomnio.

De igual forma, tiene un efecto antiespasmódico para quienes tienen problemas con su sistema digestivo y gracias a su aroma se pueden descongestionar las vías respiratorias.

2. Clavo: El olor de este complemento te remite inmediatamente al de un consultorio dental. Y no es gratuito, ya que entre sus funciones están las de antiinflamatorio y anestésico local, debido a que contiene un grado considerable de aceite de eugenol.

Especias

Shutterstock

3. Canela: Un básico de cualquier cocina. La canela ayuda a reducir las cifras de azúcar en la sangre y también reduce los niveles de colesterol y triglicéridos en la misma.

Eso sin mencionar que facilita el buen funcionamiento del sistema digestivo.

4. Jengibre: Es un especial aliado para tratar afecciones gastrointestinales, por lo que su uso ayudará a combatir indigestiones, nauseas y cólicos, entre otros padecimientos.

Asimismo, es benéfico para las vías respiratorias e incluso sirve como afrodisiaco.

5. Romero: Si lo que buscas es un alimento que te ayude a mejorar la concentración y la memoria, al contener ácido carnósico el romero protege al cerebro de los daños causados por la edad.

6. Tomillo: Las propiedades terapéuticas que brinda el aroma del tomillo sirven para la relajación y el buen estado de ánimo. De igual forma, refuerza tu sistema inmunológico al contener vitaminas A, C y D, así como algunos minerales.

Por: Daniel Montes.