No te caigas de tu silla, pero recientes investigaciones que se publicaron en la revista LA Times, exponen los descubrimientos de la Dra. Camelia Davtyan, actual profesora clínica de medicina y directora de salud de la mujer en el Programa de Salud Integral de la UCLA.

Como prueba, los médicos señalaron varios estudios, entre los que destaca uno en particular que se llevó a cabo en Australia el año pasado. Se encontró que cada hora de estar sentado viendo TV equivale a la pérdida de 22 minutos de nuestro tiempo de vida.

Si se estima que cada cigarro le corta 11 minutos de vida al fumador, cuidado a aquellos a los que les gusta estar sentados todo el tiempo. Y más cuidado aún, aquellos a los que les gusta fumar sentados.

Pasamos entre 80 y 100 horas sentados en la oficina por semana, coincidentemente los dolores de espalda. México experimenta, hoy en día, el récord mundial de obesidad infantil.

El profesor Adrian Bauman, de la escuela de Salud Pública de la Universidad de Sídney, propone que el estar sentado quizás tenga más que ver con la obesidad, que el tener una dieta no balanceada, rica en grasas y azucares.

La evaluación de los daños

El estar sentado en tu escritorio durante horas y horas, mientras trabajas con diligencia, no sólo puede aumentar tus posibilidades de obtener un ascenso, sino también la diabetes, enfermedades del corazón o incluso una muerte prematura.

Un estudio que se publicó en la revista Diabetología en noviembre de 2012, analizó los resultados de 18 investigaciones, con cerca de 800 mil participantes. Al comparar las personas que pasaron la mayor parte del tiempo sentados, con los que lo hicieron menos tiempo, los investigadores encontraron aumentos en los riesgos de la diabetes (112 %), eventos cardiovasculares (147 %), muerte por causas cardiovasculares (90 %) y la muerte por todas las causas (49 %).

El doctor James Levine, un experto en obesidad de la Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota, USA, declaró a la cadena NBC News: «El estar sentado es lo mismo que tener un coche deportivo nuevo y dejarlo todo el tiempo en el garaje, el motor se atrofia. Simplemente, nuestro cuerpo no está hecho para estar sentados todo el día».

Por otro lado Chris Kresser, autor del Código Paleo Personal declaró: “En los buenos tiempos hacíamos lo que estamos diseñados para hacer, salir a buscar lo nuestro, estar expuestos al aire fresco a los rayos del sol. Nadie pensaba en hacer ejercicio. El deporte era una actividad de diversión, era parte de la vida. Era la vida para la que nuestros cuerpos fueron creados”.

Hoy en día, muchos de nosotros tratamos de contrarrestar el sedentarismo al asistir al gimnasio, pero no precisamente por eso, pero lo enfocamos más a ser una actividad que reduce el estrés, y como una opción saludable para atacar un estilo enfermo de vida, ausente de bienestar integral.

270616Sedentarismo01

«Así como el agua es mejor consumirla en sorbos pequeños durante el día, la actividadfísica o la energía debe procurarse de la misma forma, durante el día, no sólo en un par de horas al día, que es cuando los que entrenamos vamos al gimnasio».  Coinciden Bauman y Kresser.

Ser sedentario durante nueve horas al día en la oficina es malo para su salud, si te vas a casa a ver la televisión o después de ir al gimnasio: es igual de malo, bien seas una persona obesa o un corredor de maratones. Parece que lo que es fundamental y tal vez incluso más importante que ir al gimnasio, es romper la costumbre sedentaria de estar sentado todo el día».

Dicho esto, Bauman señala que existen tres causas fundamentales que constituyen en un gran riesgo para la salud del ser humano hoy en día: la obesidad, el tabaquismo y la falta de actividad física general.

Sería muy positivo optar por habituarnos a desarrollar hábitos saludables como:

· Sostener reuniones durante una caminata.
· Levantarse cada hora de la silla a estirar las piernas y caminar.
· Reemplazar la silla por una pelota de yoga.

Tal vez es hora de considerar un poco más de cerca que la comodidad de estar sentado puede resultar tan engañosa como lo tentador que es comer dulces o grasas. El precio del exceso, lo pagas tarde o temprano.

Por: Eduardo Massé.

···
Eduardo Massé es especialista en la Ciencia Aplicada del Bienestar Integral Personal y Corporativo, y autor de los libros Yo Elijo Despertar, El Liderazgo Científico, La Nueva Frontera Bienestar Integral 360º. Además es conferencista de nivel internacional, colaborador de la revista Forbes, así como consultor y mentor.
Contacto
E-mail: eduardo@eduardomasse.com
Twitter: @eduardomasse
Facebook: Eduardo Massé