¿Conoces qué estudios médicos debes hacerte para saber tu estado de salud? Sobre todo, ¿Cada cuándo debes enterarte de cómo vas con ella? Pues si desconoces cómo te trata la vida, lo que debes hacer es lo siguiente.

Nuestro cuerpo sufre un desgaste constante con el paso de los años, la vida y el mantenimiento que le damos, es crucial para que se sienta en óptimas condiciones y se conserve. Aunado a esto, las evaluaciones médicas pertinentes de manera anual, debería ser parte de nuestra canasta básica, por ello es necesario realizar estudios que nos permitan conocerlo desde dentro.

Quizá te interese:
Departamento de Salud de California: Dormir con el celular causa daño severo

Comienza con una exploración física

De acuerdo con Deborah Blazey-Martin, jefa de medicina interna y atención primaria para adultos en el Tufts Medical Center (Boston, EE UU), la salud merece un poco de nuestro tiempo.

La edad y de otros factores, influyen en el tiempo invertido en la exploración y el modo en la que se llevará a cabo, aunque debe ser habitual.

Por supuesto el médico revisa la presión arterial, temperatura corporal, el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y el índice de masa corporal, aunque debes saber que por ejemplo, revisar tus pechos seas hombre o mujer, es necesario y de vital importancia.

Otra cosa muy importante es mantener al día tus vacunas. Para conocer cuáles tenemos y cuáles no, es necesario realizar un análisis de sangre y de orina con el fin también de conocer alguna enfermedad que tengamos sin síntomas físicos, pero que podría traer problemas importantes como una discapacidad o bien incluso llevarnos a la muerte.

Algo importante es no cambiar de médico con frecuencia, esto es con el fin de que nuestro doctor nos conozca a fondo y sepa con anterioridad, el historial médico, al familiarizarse con nosotros, de alguna forma él será nuestro compañero de vida, por así llamarlo.

Revisión anual del dentista

Las enfermedades bucodentales aparecen de la nada y son más peligrosas de lo que creemos, por ello es necesario acudir con nuestro dentista aproximadamente cada 6 meses. Con ello, nos diagnosticará de manera oportuna y mantendrá nuestra boca en buen estado.

Si sufres de caries continuas o gingivitis acude más a menudo. Al asistir es seguro que el médico realice una limpieza y pongan énfasis en la higiene bucodental, mostrándonos cómo cepillarnos. Recuerda que en la boca no sólo tenemos dientes, sino que hay que cuidar también encías, lengua, mejillas y labios.

Las enfermedades que no se ven, se localizan gracias a una radiografía. Con ella, los dentistas buscan caries y comprueban si se mueven los dientes, si se acumula placa o si tenemos gingivitis. Los dentistas también ayudan explorando la cabeza, el cuello y la garganta en busca de inflamación, enrojecimiento, lesiones o cáncer. Debemos tomar en cuenta que detectar las enfermedades en la boca de manera temprana, es mejor.

No olvides tu piel, acude al dermatólogo

Una vez al año por lo menos, es la frecuencia con la que debemos acudir con este especialista. Si detectaste un lunar nuevo o en evolución, es necesario que no lo pierdas de vista.

Nuestra piel, el pelo y uñas, estarán en buenas manos si el médico dermatólogo nos examina con frecuencia.

Nunca debemos dejar a la suerte nuestro órgano más grande, la piel; ya que si dejamos que el especialista nos examine constantemente, podríamos detectar temprano, cánceres que no son melánicos, sino de crecimiento lento y que se pueden extirpar con cirugía ambulatoria sin necesidad de quimioterapia ni de otros tratamientos invasivos, que de lo contrario, si los dejamos sin supervisión podrían ser destructivos y dejar cicatrices desfigurantes.

Revisión del ginecólogo obligatoria

El médico ginecólogo, es el especialista en mujeres y se recomienda visitarlo al menos una vez al año para mantener en buen estado tu salud sexual y reproductiva.

Con ellos las mujeres recibimos métodos anticonceptivos, resolvemos dudas de preocupaciones relativas al sexo o a la menstruación, además nos asesoran en el tema  preconcepcional, sin dejar de lado que son los más importantes doctores en busca de cáncer, enfermedades de transmisión sexual (ETS), depresión y otros problemas de salud.

Con ellos encontramos, asesoramiento médico general, ginecológico y un salvaguarda del historial médico de la familia para saber qué exámenes te conviene realizar (como mamografías y exámenes pélvicos).

Al pasar de los años nos informará sobre la perimenopausia (la transición hacia la menopausia) y la menopausia, además de darnos a conocer los problemas relacionados con ella.

Si cuentas con entre 21 a 30 años, debemos hacer de manera trienal las pruebas de citología,las cuales son comunes en edad reproductiva, además de no olvidar realizar una citología y una de VPH (virus del papiloma humano) cada 5 años hasta los 65, según Belotte.

Nuestra salud mental es el pan nuestro de todos los días

Pasar por exámenes mentales regulares ayuda a detectar síntomas de enfermedades tratables, como la depresión o la ansiedad.

Podemos iniciar hablando con nuestro médico de cabecera, en caso de desconocer a dónde acudir.

 

Quizá te interese:
Colesterol: Tu salud estará mucho mejor si comes nueces según estudio

 

Es habitual que el médico psicólogo nos haga una prueba para conocer nuestra puntuación en la prueba de depresión, que debería ser tan regular como checar nuestra presión arterial. Por alguna situación, siempre dejamos de lado a este especialista y la realidad es que deberíamos hacernos una revisión de manera a rítmica y ordenada, cada año.

Listo, tenemos los estudios que deberíamos realizar cada año a la mano. Y tú, ¿Cuándo inicias?

 

 

 

Por: Azenet Folch