Pasar horas en Facebook y ver lo que tus amigos publican no es tan sano emocionalmente. Distintos estudios demostraron que el uso de esta red social está estrechamente relacionado con la infelicidad de los usuarios.

Un grupo de científicos analizó la actividad de más de 5 mil personas; con el tiempo estas manifestaron que preferían interactuar a través de la red que personalmente. También expresaron que cada like, visualización o actualización en su muro afectaba directamente su ánimo.

Los emojis de felicidad en Facebook, quizá, indican que en realidad no eres feliz; el uso de Facebook puede hacer infeliz a quienes viven revisándolo.

shutterstock

Desde la aparición de internet, tanto científicos como psicólogos se interesaron en esta «maravilla cibernética» como tema de estudio, específicamente en cómo repercute en la vida real de quienes la utilizan.

En 1998 el psicólogo Robert Kraunt examinó el impacto social y psicológico del internet y demostró que mientras mayor tiempo se dedica a él, disminuye la comunicación real y aumenta la depresión y la soledad.

En la actualidad distintos estudios coincidieron en que el uso de Facebook fomenta la nostalgia.

Los emojis de felicidad en Facebook, quizá, indican que en realidad no eres feliz; el uso de Facebook puede hacer infeliz a quienes viven revisándolo.

shutterstock

La Universidad de Michigan realizó un estudio para conocer la relación entre la activad de esta red y el grado de bienestar personal de 82 voluntarios. Los participantes debían valorar su nivel de satisfacción antes y después de utilizar la red, los que pasaron más tiempo en el muro indicaron sentir menor satisfacción en su vida.

Sin embargo, así como hay estudios de la infelicidad que causa Facebook, no neguemos que es una herramienta que transformó nuestra vida y la manera de comunicarnos. Y al final todo depende de cómo se use; lo más importante es que encerrarse en un mundo virtual para olvidar el real.

Por: Nadia Juárez.