Para quienes no conocen el proyecto de la red de Fábricas de Artes y Oficios, que emprendieron distintos colectivos artísticas, en cooperación con el gobierno trece años atrás, éste es un programa que rescata edificios para destinarlos a la comunidad. Entre la enseñanza del uso de computadoras, hasta las artes escénicas, este proyecto se ha convertido en un modelo a nivel internacional.

Hasta este año, había cuatro centros en la ciudad, que se ubican en Iztapalapa (Oriente), Tláhuac, Milpa Alta e Indios Verdes. El más viejo es el de Oriente, el cual cumplió 13 años de funcionamiento; cinco años más tarde se abrió el de Tláhuac, poco después el de Milpa Alta y en 2013 el de Indios Verdes, todos con el mismo objetivo: brindar alternativas y oferta cultural en las zonas menos prestigiadas de la Ciudad de México.

Hace apenas unos días, se abrió un nuevo Faro, esta vez en Aragón. Este nuevo centro se ubica donde hace tres décadas estaba el Cine Corregidora. Con una inversión cercana a los 50 millones de pesos, se rescató el edificio en el que ahora se tiene una sala de cine para 150 personas, un salón de usos múltiples para los talleres de danza y teatro, además de un espacio para edición y producción.

Esto último porque el eje principal del espacio será el del cine. Esa será una de sus mayores consignas: formar guionistas, cinefotógrafos, editores, iluminadores y cualquier oficio que vaya de la mano con las artes visuales; además tener como objetivo la difusión del cine que se produce en nuestro país.

Se estima que el Faro Aragón beneficie a más de 119 mil personas y, como es distintivo de esta administración, ser más incluyente con las personas con discapacidad. Pues el objetivo es precisamente el de crear comunidad en la ciudad.

El edificio está equipado en su totalidad, en donde inclusive la cadena Cinépolis donó equipo de proyección, Lo que se viene a sumar a los 20 millones de pesos que invirtió el gobierno para su funcionamiento.

···

 

Dirección: Avenida 517  #150. San Juan de Aragón I Secc. Delegación Gustavo A. Madero. Ciudad de México.
Entrada Libre.

Por: Aldo Mejía.