Si te sientes cansada todo el día, no puedes dormir y estás de mal humor, seguramente padeces de fatiga adrenal; el estrés el culpable de este padecimientos.

Dormir es la única manera en que el cuerpo se recupera de un día agotador; pero existe un problema que ocasiona que dormir sea una tarea difícil de llevar acabo, se le conoce fatiga adrenal.

La fatiga adrenal surge cuando los hábitos alimenticios y el estilo de vida hacen que las glándulas suprarrenales se “agoten” y el cuerpo produzca mayores niveles de cortisol.

Las glándulas suprarrenales son necesarias para nuestro organismo funcione correctamente, regulan: el resto de las hormonas del cuerpo, el aumento y pérdida de peso, el sueño, los niveles de azúcar en la sangre, las  respuestas al peligro y la presión arterial. El exceso de colesterol  disminuye los niveles de energía, provoca fatiga,  depresión y estrés.

 

La fatiga adrenal es causada por altos niveles de estrés, la enfermedad del siglo XXI, causada por el trabajo, la escuela, el dinero y hasta el tráfico.

Entre los síntomas y consecuencias de la fatiga adrenal se encuentran:

  • Fatiga mental
  •  Cambios de humor
  • Cansancio a lo largo del día
  • Dolor corporal
  • Aumento de peso o dificultad para enflacar
  • Mala digestión
  • Dificultad para dormir
  • Pérdida de libido
  • Bajas defensas
  • Envejecimiento prematuro
  • Desequilibrio hormonal

Una de las mejores maneras de decirle adiós a la fatiga adrenal es, bajándole al estrés; debes relajarte y  evitar que todo lo que pase a tu alrededor te altere afecte. Date un tiempo para ti, sal a correr (más no andes a las carreras), olvídate de tu celular y convive con otras personas.  No dejes que el estrés acabe contigo.

 

Por: Nadia Juárez