Generalmente asociamos a las filias con algo que provoca placer de tipo sexual a la gente y que va más allá del acto sexual convencional. Sin embargo, las filias son atracciones hacia determinadas situaciones, básicamente son lo opuesto a las fobias, por lo que no todas están relacionadas con situaciones eróticas.

Unidad de Medicina Sexual

Unidad de Medicina Sexual

Dentro del mundo de las filias hay algunas como el voyerismo que son practicadas por muchas personas o por lo menos su existencia y en qué consisten son de dominio público como el sadismo y el masoquismo. También están las que son ilegales en la mayoría de las sociedades como la pedofilia y la zoofilia.

No obstante, existen muchas bastante extrañas y algunas de ellas peligrosas, que muchas personas seguramente no saben de su existencia, como las siguientes:

La Cuarta

La Cuarta

Dentro del grupo extraño pero que podríamos considerar hasta cierto punto divertidas se encuentran el ballooning, que consiste en personas que encuentran placer sexual al ver a otros manipular globos y la misofilia, que es la atracción por la ropa sucia.

per-verziones

per-verziones

También existe una gran variedad de filias relacionadas con las amputaciones, entre ellas la abasiofilia (atracción por las personas discapacitadas), acrotomofilia (atracción por miembros amputados), apotemnofilia (atracción por la idea de ser amputado) y la autobasiofilia (gusto por imaginar estar cojo).

9posts

9posts

Sin embargo, hay quienes están atraídos por cosas que se podrían calificar como más sombrías por ejemplo, quienes fantasean con la idea de ser asesinados (autoasasinofilia), el placer ser asfixiados (autoasfixofilia) o de asfixiar a la pareja (asfixofilia), asaltar sexualmente a alguien en contra de su voluntad (biastofilia), electrocutarse (electrofilia) o presenciar y experimentar accidentes de tránsito (sinforofilia).

Muy Interesante

Muy Interesante

De igual forma hay quienes gustan de frotarse con los árboles (dendrofilia), ver vomitar a la gente (emetofilia) o tener relaciones sexuales con criminales (hibristofilia).

Por: Gerardo Guillén.