Starbucks tuvo la visita de un personaje muy peculiar… un zombie.

¿Quieres saber el final de esta historia? ¿probarías esta bebida mágica, llena de sesos humanos y azúcar?