Con motivo de la final colegial del futbol americano entre las universidades de Georgia y Alabama y los playoffs de la NFL a todo motor, hay una duda que muchas personas me han externado y que quisiera aprovechar este espacio para responder: ¿Podría el mejor equipo de los emparrillados universitarios vencer al peor equipo de la NFL?

Para ello comparemos al peor equipo de la NFL, los Cleveland Browns, que se fueron sin ganar un partido en la campaña, con la gran dinastía del momento a nivel colegial; la Universidad de Alabama.

La primera pregunta que hay que responder es:

¿Cuántos jugadores de Alabama fueron elegidos en el Draft pasado? La respuesta es diez, piénsenlo 10 de 253, poco menos del cuatro por ciento.

• La diferencia de nivel entre el futbol americano colegial y la NFL es abismal; te explicamos porque hasta los Browns le ganarían a cualquier colegial.

twitter.com/AlabamaFTBL

Supongamos que ponemos a todos estos jugadores en un roster de 53 personas; que es lo que tiene un plantel de NFL. Tendríamos solo el 18.9 por ciento de los elementos que necesitamos, el resto serían jugadores de tres tipos: Jugadores que a pesar de no ser seleccionados, serán contratados como agentes libres en el futuro; jóvenes con potencial de ser de NFL; y prospectos que jamás llegarán al máximo nivel.

Los invito a ser optimistas y pensar exageradamente que de todos ellos conseguiremos 25 más que lleguen al profesionalismo, con ello sumaríamos 35 elementos de un nivel cercano a NFL (66 por ciento). En otras palabras, un tercio de nuestros jugadores JAMÁS tendrían la mínima posibilidad de llegar a la National Football League.

Si a este poderoso argumento le sumamos que de esos diez jugadores seleccionados en el Draft, muchos decepcionarán y en promedio jugarán tres temporadas en la liga. La respuesta es clara, el nivel de los Browns es MUCHO MEJOR que el del Crimson Tide.

• La diferencia de nivel entre el futbol americano colegial y la NFL es abismal; te explicamos porque hasta los Browns le ganarían a cualquier colegial.

twitter.com/Browns

Aunque sea una obviedad hay que decirlo para que suene fuerte: Cleveland, con todo y su paupérrima temporada al nivel de NFL, tenía 53 jugadores de nivel o cercanos al nivel de NFL. Alabama, en el mejor de los casos, según este cálculo, solamente 35.

Si todo este argumento no basta, quiero agregar que la temporada regular de NFL dura un 33 por ciento más que la de la NCAA (16 juegos vs. 12 juegos). Los jugadores del futbol americano profesional entrenan para aguantar esos 16 juegos; los del colegial, aunque muy bien preparados, tienen que utilizar parte de ese tiempo para estudiar y cumplir la vida más o menos normal de un estudiante, NO SON ATLETAS DE TIEMPO COMPLETO.

Finalmente los invito a ver videos de Tom Brady con la Universidad de Michigan y compararlos con su nivel tanto físico como deportivo con los New England Patriots. Quizá sea el ejemplo más claro y evidente, pero así como él, todos los jugadores que pasan del colegio al profesionalismo, incrementan su nivel considerablemente llegando a la NFL; de los contrario, son cortados.

• La diferencia de nivel entre el futbol americano colegial y la NFL es abismal; te explicamos porque hasta los Browns le ganarían a cualquier colegial.

witter.com/SugarBowlNola

Un ejemplo es Vince Young, estrella en Texas que tras varios años con Titans y luego con Eagles nunca pudo ser el pasador que los scouts pensaron sería cuando lo eligieron tercero global en 2006.

Así que, cuando alguien quiera comparar seriamente un equipo colegial con uno de la NFL, por favor, no le hagan caso.

¡Ya dije!

 

Por: Dan Fridman.