El fútbol mexicano ya tiene siete fechas en su edición Apertura 2017, además de tener en próximas fechas el nuevo torneo de la Champions League, así como el fútbol español y el inglés, que siempre resultan atractivos para el público mexicano, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos de cara a una nueva copa del mundo el próximo año. Pero hoy te traemos una forma diferente de ver el deporte más popular del mundo: a través de libros.

Escritores, periodistas y jugadores, luego del retiro, han dedicado horas a tratar de trasladar todas las emociones que pueden levantar veintidós jugadores y un balón. Te presentamos algunos que te pueden interesar.

La jugada de mi vida, de Andrés Iniesta

Editorial Malpaso

El Periodico.com

Futbolistas grandiosos, hay muchos, pero Andrés podría destacar por la ausencia de escándalos o de malos pasos que empañen su labor dentro del campo. A partir del 2012, con un poco de conciencia de que su retiro estaba cerca, empezó a tomar nota de cada jugada, de cada pase, con la intención de hacer reflexiones a partir de ellas.

Con material suficiente, se hizo acompañar de los periodistas Marcos López y Ramón Besa para dar forma completa esta, su autobiografía.

 

Quizá te interese: ¿Quién es el mejor futbolista mexicano de todos los tiempos?

Latitudes: crónica, viaje y balón, de Alberto Lati

Editorial Debolsillo

Lati puede presumir abiertamente de ser uno de los mejores periodistas del mundo, sus conocimientos y el hablar once idiomas, le han valido el poder cubrir los mejores eventos deportivos en más de cien países. Todo eso ha quedado registrado en este libro en el que se mezclan la capacidad de análisis y de observación con la destreza de proyectar una conversación.

Alberto Lati.com

¡Empatamos, Pilar!, recopilación de varios autores

Editorial Terracota

Por supuesto que también permite la inclusión de la ficción en sus historias. La Escritura Tinta Invisible hizo posible esta recopilación de cuentos, de veintitrés autores mexicanos. Aquí vas a encontrar, en su mayoría, hazañas de barrio, de esas cáscaras que solían jugarse en la calle. De esas que, si te asomas, seguro ves en tu barrio.

 

 

Por: Aldo Mejía.