James Damore es el chico que pone en la mira al buscador más grande del planeta, Google y esto, por “discriminar” a hombres caucásicos.

Una audiencia colectiva fue el escenario para que James Damore acusara a la empresa por ser despedido. El ingeniero argumenta que Google discrimina a los hombres caucásicos con opiniones heterodoxas.

El autor del polémico manifiesto machista, logró que circulara en los foros internos de la compañía dicho documento el cual sostuvo que las mujeres pueden no estar representadas por igual en la industria tecnológica, ya que son biológicamente menos capaces en ingeniería. Esta situación le valió ser despedido el pasado mes de agosto 2017 y nuevamente regresa con un escándalo aún mayor.

Quizá te interese:
Demandan a Spotify por derechos de autor y 1.600 millones de dólares

Esta vez las cosas irán más lejos, ya que Damore y Gudman acusaron a Google de discriminar a hombres caucásicos y digamos que por poseer un pensamiento minorista y fuera de contexto, dentro de la empresa.

Además, Damore afirma que la diversidad en las políticas de contratación se basa en cuotas ilegales para cumplir con sus porcentajes deseados de mujeres y otras minorías.

El ingeniero presentó una demanda colectiva en Santa Clara, California, este lunes 8 de enero, acusando a Google de “discriminar” a hombres blancos cuyas posturas políticas son minoristas entre sus ejecutivos.

James Damore es el chico que pone en la mira al buscador más grande del planeta, Google y esto, por “discriminar” a hombres caucásicos.

Primicias24.com

Damore y David Gudeman, presentaron la denuncia juntos. David fue despedido de Google en el año 2016, esto sucedió luego de que hizo comentarios sobre una mujer musulmana que laboraba en la empresa.

Ellos buscan representar a todos los trabajadores que fueron discriminados debido a sus “posturas políticas percibidas como conservadoras”, su “género masculino” o “raza caucásica”.

Quizá te interese:
10 frases de los mejores y más influyentes líderes actuales a nivel mundial

El par de ingenieros argumentaron que Google ejerció, maltrato, castigo y despidió sistemáticamente a empleados sin poder ejercer de alguna forma su libre expresión sobre temas políticos planteados en el lugar de trabajo y relevantes para las políticas de empleo y negocios de la compañía.

También mencionaron que Google avergüenza abiertamente a los gerentes que no cumplen con las cuotas ilegales de contratación de mujeres y otras minorías.

También aseguró que la presencia por estadística de mujeres está basada solamente en su género, mientras que la contratación y retención de varones caucásicos es hasta abucheada en las reuniones semanales, por lo cual, los agraviados buscarán con la demanda compensaciones monetarias, no monetarias y punitivas, por todo lo antes sucedido.

 

 

Por: Lilia Cardona.